Nada tan relajante como un finde en las termas de Chile



1
#

Termas de Coñaripe. A 60 km de Villarrica, el complejo tiene siete piscinas entre techadas, semitechadas, de barro, de vapor y fría.(Foto: gentileza )

2
#

Termas Punulaf. Están entre las más económicas del sur de Chile.

3
#

Un baño termal en plena selva valdiviana.

“Es increíble. Estuvimos toda la tarde esquiando en Antillanca, bajamos 15 km y nos encontramos con dos complejos termales buenísimos en Puyehue y Aguas Calientes”, contó Carlos Ramírez, un barilochense que pasó el fin de semana con su familia.

Todo el sur de Chile encanta a los argentinos por sus paseos de compras, la gastronomía en los puertos del Pacífico y una ruta termal que se extiende por toda la cordillera de las regiones de los Ríos y Los Lagos.

A modo de ejemplo, en cercanías a la localidad de Panguipulli (a la altura de San Martín de los Andes y Valdivia), hay 22 centros termales (algunos de alto nivel y otros más rústicos), rodeados de la exultante selva valdiviana y tradición mapuche. Un destino imperdible para quienes buscan el descanso a esta altura del año. En todos los casos, hay siempre a disposición alojamiento acorde a todas las exigencias y presupuestos, cocina típica y otras actividades de recreación y excursiones (canopy, cabalgatas, trekking, pesca, mountain bike).

El corredor desde Coñaripe a Liquiñe es el sector con mayor concentración de aguas termales de Sudamérica, con varios complejos que ofrecen piscinas techadas y al aire libre, barro y terapias alternativas destinadas al relajo, el bienestar y la distensión.

Al sur

Otro lugar interesante para hacer termas es Hornopirén (a 109 km de Puerto Montt por la Carretera Austral), con su geografía caprichosa dominada por los volcanes, fiordos, canales e islas.

En el caso de los complejos emplazados en Llancahué, Porcelana y Cahuelmó, es necesario realizar un viaje corto en lancha, cargado de aventura y emoción frente a los asombrosos paisajes del océano Pacífico, además de la posibilidad de disfrutar y observar la fauna marina. Las termas de Pichicolo y lago Cabrera están más cerca del pueblo.

En todas, las propiedades curativas que se atribuyen a las aguas incluyen “la estimulación de las defensas del organismo, depuran la sangre, tienen poder analgésico y calmante de dolores, relajan los músculos, reconstituyen y tonifican”, entre otras.

Eco Pellaifa

Complejo termal entre Coñaripe y Liquiñe con la única pileta de puro barro de la Ruta de la Salud (surge a 70°). Queda en km 16 de la ruta 201. Hay buenas cabañas para alojarse (desde $ 60.000 moneda chilena -$1200 el equivalente argentino- para 4 personas, incluye piscinas). Sólo por el día cuesta $ 8.000 ($160) adultos y $ 5.000 ($100) niños). El lugar es, simplemente, inolvidable.

Aguas Calientes

Son las termas más cercanas a la frontera (a 90 km de Villa La Angostura), por ruta 215 (Chile). Sus aguas emanan directamente de la cordillera de los Andes y desde hace décadas es uno de los complejos favoritos de los argentinos. Hay cabañas con hot tube ($105.000 para 4 pax -$2.100-), además de la piscina techada y otra al aire libre junto al río Chanleufú.

Una idea de los precios

Pichicolo

A 8 km de Hornopirén

Voy + Destinos trasandinos

Datos

$ 75
de nuestra moneda ($ 3.750 chilenos) cuesta pasar el día en la pileta al aire libre de Aguas Calientes (niños la mitad).
Cuenta con pozones naturales y rústicos (foto), al aire libre en medio del bosque. Su infraestructura está revestida en madera nativa, en distintas dimensiones y posee diferentes componentes en sus aguas provenientes directo de la tierra. El día sale $ 10.000 moneda chilena ($ 200) adultos y $8.000 ($160) niños.

Temas

Chile

Comentarios


Nada tan relajante como un finde en las termas de Chile