Neuquén debate aval a juegos electrónicos

En el Deliberante, la oposición cree que hay otras prioridades, como el deporte.

#

Archivo

NEUQUÉN (AN).- A pocas horas de ingresar a la comisión de Legislación para su análisis, el proyecto del bloque de concejales de Nuevo Compromiso Neuquino para habilitar los locales de juegos electrónicos ya cosechó las primeras voces en contra. “Hay temas más importantes pendientes para la ciudad”, coincidieron los dos ediles que se oponen a esta propuesta.

Si bien el proyecto del oficialismo carga con un historial polémico en la ciudad que data de 1982, la mayoría de los concejales prefirió guardar silencio hasta que se realice la primera reunión de la comisión encargada de tratar el tema de habilitar los juegos electrónicos en la capital.

El proyecto de NCN dice en su artículo primero “autorícese la instalación de locales de entretenimiento denominados juegos electrónicos y eléctricos, derogando la ordenanza 1707/82”. Esta norma fue sancionada luego de una fuerte puja entre defensores y detractores. Entre éstos estuvo el entonces obispo Don Jaime de Nevares, cuyo férreo compromiso hizo que fuera conocida posteriormente como la “ordenanza De Nevares”. En dos oportunidades más se intentó avanzar sobre este tema, con resultados similares.

Hoy el tema vuelve al ruedo de la mano de los concejales del intendente Horacio Quiroga. En la primera sesión del año, el cuerpo deliberativo envió a la comisión de Legislación el proyecto, que será tratado en la reunión de la próxima semana.

Muchos de los ediles ni siquiera leyeron el texto del proyecto, porque paralelamente a su llegada al Deliberante también se disparó la supuesta venta de Indalo a una empresa santafesina. “No lo leí todavía” y “no sé qué se plantea ni qué alcances tiene”, fueron la frases que se escucharon en los teléfonos de la mayoría de los ediles al ser consultados por este medio.

Francisco Baggio, concejal de UNE, fue el primero en manifestar su descontento a pocas horas de concluida la sesión ordinaria.

“Me parece que insistir con este proyecto que ya cuenta con antecedentes polémicos no es un tema que el aporte algún beneficio a la comunidad. En realidad habría que definir una política deportiva con fuerte impronta de inclusión social, antes que pensar en el beneficio económico de una actividad”, opinó.

Su par del MPN, Juan Pablo Prezzoli aclaró que era una opinión personal y no del bloque en su conjunto.

“No creo que deba ser una prioridad en la agenda municipal. Antes hay que discutir políticas deportivas que además de ser recreativas sean de inclusión social. Es cierto que los fundamentos de la 1707 hoy perdieron validez porque en todas las casas hay acceso a internet y por ende a los videojuegos. Pero eso ocurre en el ámbito privado de una familia. Ahora hacer una oferta pública del juego electrónico es otra cosa”, puntualizó el edil del partido provincial.

Los juegos electrónicos eran furor en la década del 80 y fueron prohibidos en la ciudad de Neuquén.


Comentarios


Neuquén debate aval a juegos electrónicos