Propiedades

Neuquén: diseño eficiente para este edificio con vistas al Limay

El estudio Proa Arquitectura proyectó un edificio en un terreno en esquina de 200 m2, en un entorno de baja densidad. Queda en la capital neuquina.

El edificio diseñado, proyectado y dirigido por el estudio Proa Arquitectura se encuentra ubicado en la intersección de México y Bolívar de la ciudad de Neuquén. Está implantado en un terreno irregular, en las cercanías del río Limay.


El estudio integrado por el arquitecto Joaquín Pérez y su socio Marcos Kaminsky, quienes realizan obras que se destacan por sus diseños. En cinco años el estudio ha ejecutado una variedad de proyectos que abarcan desde la pequeña, mediana y gran escala.


“Hemos logrado desarrollar grandes capacidades en generar proyectos con diseño de vanguardia y, simultáneamente, gran rigurosidad en todos los procesos internos aplicados al desarrollo de los mismos. Esto nos permite lograr nuestros objetivos cumpliendo con los plazos, los costos y los niveles de calidad”, afirman los profesionales a “Río Negro”.


El proyecto se ubica en una zona muy tranquila y a su vez cercana a todo, donde combinaron calidad en el diseño, terminaciones y materialidad con la sostenibilidad, generando proyectos a conciencia de su entorno.
De este modo, terminan concretando espacios para el bienestar de sus habitantes, empleando el dogma de crear hitos donde el disfrute y bienestar son el eje principal.


“En este proyecto decidimos trabajar la inclusión de la naturaleza. Ubicamos, en cada instancia del recorrido desde que uno sale de la puerta de su departamento hasta que se va del edificio, distintas instancias con vegetación”, agregaron.


El prisma, descompuesto en sus esquinas por medio de planos que coronan el edificio en diagonales, busca dinamizar formalmente el edificio; generando una imagen innovadora que le da carácter a la obra.
“Cuando nos hicieron el encargo nos encontramos con varias condicionantes, un terreno en esquina de 200 m2 bastante pequeño e irregular”, contaron.


El comitente nos solicitó un proyecto de viviendas que se pueda construir en un corto tiempo, con la mayor eficiencia tanto en recursos como en rendimiento, pero sin dejar de lado la estética que caracteriza a un buen diseño.


Por ello, “decidimos hacer una torre compacta que destaca en un entorno de baja densidad. La misma, se encuentra exenta en tres de sus lados, pegándose a la medianera en su contra frente, esta decisión logra que todos los ambientes estén iluminados naturalmente”, expresaron Pérez y Kaminsky.


Con tres niveles de viviendas, este edificio está compuesto por seis departamentos de un dormitorio y una amplia terraza con asadores, desde la cual se pueden apreciar las visuales que rematan en el río Limay.

instagram.com/proarqs
proaarq.com
facebook.com/proarqs


Comentarios


Más Especiales

Neuquén: diseño eficiente para este edificio con vistas al Limay