Neuquén licita la captura de 200 perros por mes



La municipalidad repetirá una compulsa para concesionar la "perrera" y una de las condiciones del pliego es que se saque de circulación dos centenares de canes por mes. El tema suscita polémicas entre los protectores de los animales y los que exigen métodos drásticos para controlar la población canina. Todos los años, 2.500 ejemplares son retirados de la calle.

N (AN).- La municipalidad local volverá licitar el servicio de captura de perros con la exigencia de que el concesionario atrape como mínimo 200 animales todos los meses.

La nueva convocatoria se decidió luego de que hace una semana fracasara un primer llamado a compulsa de precios.

La captura de perros alimenta interminables polémicas en esta ciudad y es resistida por las organizaciones protectoras de animales.

La repercusión que tuvieron una serie de ataques de perros mordedores y el indulto a uno de ellos no hizo otra cosa que enfrentar opiniones a favor y en contra de los métodos que usa la comuna para controlar la población canina.

Por ahora, la captura de perros está en manos de un privado que responde a la dirección de Zoonosis y Vectores de la municipalidad neuquina.

El concesionario se mueve en función de las denuncias que recibe la comuna y su servicio reporta una erogación que oscila los 5.000 pesos mensuales.

En total, por año la dirección de Zoonosis recibe unos 3.500 perros, de los cuales 2.500 son capturados en la calle, y un millar que llega de la mano de sus amos.

De esa cifra sólo un diez por ciento se salva de la cámara de gas: algunos porque son recuperados por sus dueños y otros porque son entregados a gente que requiere de una mascota.

"El promedio histórico de captura es de 200 perros por mes, por eso se estableció esa cifra en los pliegos de licitación", explicó el subsecretario de Gestión Ambiental, Carlos Roca. El funcionario estimó que el mes que viene se concretará el nuevo llamado a licitación en virtud de que el primero quedó desierto.

"De no haber oferentes, tendremos que optar por una contratación directa pero esa no es la intención", comentó Roca. Enseguida añadió que el plan de esterilización que lleva adelante su cartera se está cumpliendo con mucho éxito en distintos puntos de la ciudad. En los últimos meses, los quirófanos móviles de la comuna alcanzaron las 400 esterilizaciones, respondiendo a un plan de trabajo que consiste en el traslado de los mismos a distintos puntos de esta capital.

"En la mayoría de los barrios hemos tenido que estirar nuestra permanencia por la demanda que tiene este servicio", detalló el funcionario. De la misma forma, agregó, "continuamos con la desparasitación gratuita".

Por caso, hace una semana se encendió la alarma ante un posible caso de leptospirosis, pero al cabo de los análisis de rigor se comprobó que el animal no estaba infectado.

"Tenemos que estar atentos a todos estas enfermedades de las cuales el perro es vector", sostuvo Roca, quien se defendió de las críticas que le llueven desde las protectoras de animales.

"A nadie le gusta la captura de perros y mucho menos su sacrificio, lamentablemente es la única salida que tenemos en estas condiciones y con el presupuesto que contamos", indicó. El funcionario recordó los casos de perros mordedores y los riesgos de contagio de enfermedades tales como la hidatidosis o la leptospirosis, y fundamentalmente el hecho de que hay ordenanzas que prohíben los perros sueltos en la vía pública.

"Ese es el eje de la cuestión, hay riegos sanitario y riesgo civil", finalizó.

Dos casos que alimentan la polémica

NEUQUEN (AN).- Los recientes ataques de dos perros mordedores a una mujer y a un chico respectivamente, dispararon la polémica sobre cómo se debe controlar la población canina y sobre la conveniencia o no de la eutanasia de los animales.

El primer caso se produ-jo a mediados del año pasado, cuando "Cachorro", un perro cruza de la raza Doberman, atacó e hirió gravemente a una mujer que caminaba por la vereda.

La jueza de Faltas Mónica Acuña ordenó su ejecución pero, en medio de una polémica de alcance nacional, el intendente Horacio Quiroga decidió indultarlo. En febrero de este año, en el barrio Belgrano un chico de 9 años que caminaba por la calle fue atacado por Pancho -un perro de gran tamaño sin pedigrí a la vista- que lo lastimó en la cara y en el cuerpo.

El sacrificio de animal y una multa en dinero dictada por la justicia de Fal-tas fue apelada por la dueña de "Pancho ".

Por estos días, "Pancho" permanece en custodia del personal de Zoonosis y Vectores en la perrera municipal hasta que se defina su destino. En ese lugar, nueve de cada diez perros termina en la cámara de gas. "Cachorro", en tanto, está en Centenario bajo la custodia de una familia encomendada a una particular misión: resocializar al can.


Comentarios


Neuquén licita la captura de 200 perros por mes