No prosperó el amparo para mejorar el servicio de Pediatría en Neuquén

La defensora Andrea Rapazzo apeló el fallo de la jueza Claudia Zapata y criticó sus argumentos. El reclamo pretendía que se fije un plazo al gobierno para que cubra las falencias del servicio.

18 feb 2018 - 22:29
Ampliaciones
10
meses de plazo había pedido la defensora para que el gobierno haga las refacciones en los consultorios del servicio.
“Tampoco se ha probado que la demora en las refacciones hayan colocado en riesgo real la salud de los menores”,
consignó en su fallo de inadmisibilidad la jueza laboral Claudia Zapata.

La jueza laboral Claudia Zapata declaró inadmisible el amparo que tenía como fin obligar al gobierno provincial a concretar la ampliación del servicio de pediatría del hospital Castro Rendón. No permitió abrirlo para oír a las partes: no escuchó los argumentos de los profesionales médicos, tampoco de las autoridades políticas, ni siquiera recorrió el lugar para constatar la situación.

La decisión fue apelada ante la Cámara Civil de Neuquén.

La defensora adjunta de los Derechos del Niño y el Adolescente, Andrea Rapazzo, solicitó a la magistrada que se condene al Estado a que refaccione el sector, especialmente en lo que concierne a oncología pediátrica. Esto abarca la creación de habitaciones de aislamiento para la internación de pacientes inmunosuprimidos, una sala de juegos terapéutica y un espacio destinado a la escuela hospitalaria.

Requirió como medida cautelar que se realicen las tareas de mantenimiento y pidió una inspección ocular en la que participe un representante del poder Ejecutivo para que tome nota de las falencias.

Te puede interesar: Presentaron un amparo para proteger a los niños internados en el Castro Rendón

Zapata dijo que la vía elegida- el amparo- no resulta ser la adecuada para dar una solución a la cuestión planteada y que no aparece evidente “un grave e irreparable daño”.

Sostuvo: “la circunstancia que actualmente las dos salas existentes de aislamiento” no cumplan fielmente con su función, pues una de ellas siquiera cuenta con lavatorio para lavarse las manos (observado por el comité de infectología), que los docentes del servicio de Pediatría deban desarrollar el Programa de educación domiciliaria-hospitalaria en un espacio que no es “exclusivo asignado para tal fin” así como la guarda de materiales y preparación de las clases deba hacerse en un espacio prestado, no alcanza, porque no aparece evidente “un grave e irreparable daño” por el accionar “arbitrario e ilegal manifiesta de las autoridades públicas denunciadas”, recaudo insoslayable para abrir la vía.”

Te puede interesar: Corradi Diez: “Las obras para Pediatría ya están en marcha”

En la apelación Rapazzo afirmó que “la producción de la prueba ofrecida se frustró ante la inminente resolución de inadmisibilidad”.

Entre otras cosas señaló: “de la simple lectura de la demanda, observación íntegra de las fotografías, los informes del equipo de pediatría del Castro Rendón ...”,,surge el daño, actual y futuro por la omisión arbitraria de las autoridades políticas, que reconocieron su responsabilidad con los proyectos acompañados”.

Neuquén

Seguí informado, suscribite GRATIS a nuestro newsletter

NEWSLETTER

Suscribite a “Noticias del día”Recibí todas las mañanas un correo con toda la información.