No más tormentas, sólo éxitos para Ice Cube

Pasó de ser una estrella dura del rap a un taquillero actor de cine. Dice que la película "Tres reyes" marcó su carrera. Por estos días protagoniza "Torque" y "Barbershop 2".





NUEVA YORK (dpa).- En la última década el rapero Ice Cube se convirtió gradualmente en un actor aceptado en Hollywood y un exitoso productor y guionista. Atrás quedaron sus años de rebeldía para dar paso a una imagen más madura y global.

La primera película que el artista escribió y produjo, "Friday" (1995), costó 2,3 millones de dólares y recaudó 27 millones en la taquilla. Además, sus dos continuaciones registraron resultados similares y se convirtieron en éxitos inmediatos al ser lanzadas en video.

Actualmente, Ice Cube puede ser visto en las películas "Torque" y "Barbershop 2: Black in Business". Esta última es la continuación de "Barbershop", la cual causó un gran revuelo en la comunidad negra estadounidense por sus comentarios sobre figuras como Rosa Parks y Martin Luther King Jr., los principales representantes del movimiento por la lucha de los derechos civiles de los negros.

El año pasado, la productora del rapero, Cube Vision, firmó un contrato por tres años para producir y financiar películas protagonizadas por Ice Cube. Este estudio tiene además contratos con artistas de la talla de Julia Roberts, Bruce Willis y Adam Sandler.

Ice Cube se encuentra rodando actualmente la comedia familiar "Are we there yet?", escrita por Steven Gary Banks, en la que interpreta a un solterón que se ve obligado a llevar a los hijos de su novia de Portland, estado de Oregon, hasta Vancouver, en Canadá, para que puedan pasar Año Nuevo con su madre.

"Es una comedia que podría haber sido hecha por Disney", dijo Joe Roth, que dejó esta empresa para fundar Revolution. El ejecutivo comparó a Ice Cube con Adam Sandler, antes de que este último saltara a la fama con comedias como "Waterboy".

Para Ice Cube, cuyo nombre de pila es O'Shea Jackson, este era un paso necesario para alcanzar su objetivo de convertirse en un actor reconocido a nivel internacional, dijo Roth al diario "New York Times".

Numerosos músicos de hip hop dieron su salto al cine, pero muy pocos eligieron interpretar papeles tan alejados a su personalidad artística original como lo hizo Ice Cube.

Su primer papel en el cine, en la película de John Singleton "Boyz N the Hood", estrenada en 1991, parece recreado de uno de sus discos. "Pensé que cada oferta que recibiría sería para papeles como el que hice en 'Boyz'", comentó Ice Cube.

"Mi objetivo era poder controlar lo que hiciera frente a la pantalla", dijo el actor, que en sus épocas de rapero recibió una carta del Buró Federal de Investigaciones (FBI) en la que se criticaba su canción "(Expletive) Tha Police", por su letra provocadora. Para Cube, si era capaz de escribir una canción, entonces podría hacer lo mismo con un guión. Fue así que decidió elaborar la historia de "Friday", después de que New Line Cinema le dio el dinero para el proyecto.

El filme no tuvo éxito de in

mediato, pero cuando fue lanzada su versión en video, "el público enloqueció", dijo Matt Alvarez, socio en Ice Cube en Cube Vision, con sede en Santa Monica, California.

Cuando la mayoría de las películas sobre hip hop sólo mostraban aspectos violentos de la comunidad negra, "Friday" dio a conocer la otra cara de la moneda. El humor representado en esta película puede ser trasladado a cualquier otra comunidad en Estados Unidos.

Mientras Ice Cube trabajaba para expandir sus horizontes como guionista, el artista recibió la oferta de actuar en el film bélico de David Russell "Three Kings", junto a George Clooney y Mark Wahlberg.

"Creo que 'Three Kings' elevó mi carrera a otro nivel", opinó. También lo ayudó la creación de Cube Vision en 2000 junto a Alvarez, por entonces un ejecutivo en New Line. Su primer proyecto, "Next Friday", fue hecho por 11 millones y dejó ganancias por 57 millones.

Hasta la fecha, las seis películas que produjo Ice Cube dejaron ganancias, en parte porque su empresa mantiene los costos bajos y trata de no sobrepasarse.

Por su parte, "Barbershop" es un filme más ambicioso, en el que Ice Cube interpreta a un personaje que pertenece más bien a la clase media estadounidense. Tras heredar la peluquería de su padre, decide venderla hasta que se da cuenta del valor que tiene para los vecinos del barrio.

Esta cinta refleja el mismo sentido de "barrio" plasmado en la serie de películas "Friday" y logró capturar al público de diferentes sectores, recaudando en la taquilla unos 75 millones de dólares.

"Barbershop 2" mantiene el espíritu de la primera entrega, en la que Ice Cube debe decidir si vende el negocio familiar y hace dinero fácil mediante un contrato con una firma inmobiliaria de Chicago.

Irónicamente, los valores por los que debe luchar su personaje son los mismos cuestionados en sus canciones de rap de hace una década. Pero la explicación es simple: Ice Cube era un adolescente cuando creó sus canciones y ahora es padre de cuatro hijos. "Cuando uno madura, se calma", resumió el artista.


Comentarios


No más tormentas, sólo éxitos para Ice Cube