Nos vamos de vacaciones, ¿qué hacemos con el perro?

Los viajes y las ausencias prolongadas suelen afectar a nuestras mascotas. En esta nota, te contamos qué hacer en el caso de que decidamos vacacionar con ellas... o no.





Después de todo un año de trabajo, y con casi dos de pandemia, llega el tan ansiado momento de descanso y disfrute. Sin embargo, cuando convivimos con animales, las vacaciones pueden convertirse en un problema que debemos resolver con responsabilidad, antes de emprender el viaje sin olvidarnos que, así como nosotros necesitamos tiempo de esparcimiento y recreación, también nuestros animales de compañía lo necesitan.

En familias multiespecie es natural disfrutar de las vacaciones con nuestros perros


Desde la visión holística e integradora de la vida compartida entre humanos y animales, la médica veterinaria María de los Ángeles Pirola de Allen, recomienda planificar aquellas vivencias importantes como vacacionar o incorporar un nuevo integrante, o ante las estresantes mudanzas y familiarizar con nuestros animales este tipo de situaciones. Si se trata de viajar en auto en su transportadora o concurrir a la guardería o simplemente quedarse en casa – aclara Pirola – debemos presentar de forma gradual los estímulos que implican estas circunstancias y aumentar la cantidad y la frecuencia, pero sin estrés ni angustia. También se debe tener en cuenta las necesidades de cada animal y los tiempos de cada uno y de esta manera, la sana convivencia es casi segura.

Debemos tener en cuenta si el lugar donde vamos sea “pet friendly”.


Pero, ¿qué hacemos con el perro? En caso de decidir integrar a nuestro amigo perruno a nuestros días de descanso debemos tener en cuenta algunos detalles, como si el lugar donde vamos sea “pet friendly”. También si la adaptación y enseñanza fue suficiente tiempo para que soporte viajar en auto. Si el perro viaja en ayunas, respetar sus tiempos para que camine y haga sus necesidades y que tome agua, si no vomita. También llevar vidrios ligeramente abiertos con movimiento de aire. Según la profesional- incorporar aromaterapia y flores de Bach – hará más ameno y relajado el viaje y como regla primordial, el uso de una chapita identificatoria con datos, característica y teléfono actualizados.

También asegurarse de que el collar, pretal y correas corta y larga se encuentren en condiciones y no olvidarse de llevar su cama o manta. La provisión de su comida habitual fresca y refrigerada y sus elementos personales y reserva de agua apta para consumo humano. Pero lo más importante es realizar un chequeo médico anticipado con su veterinario, además del antiparasitario antes y después del viaje, pulguicida o garrapaticida especial y vacunas. En líneas generales, para transitar dentro del territorio argentino, los perros y gatos mayores de 3 meses deben tener una vacuna antirrábica de manera anual, un certificado de buena salud y un antiparasitario interno y externo, indicó Pirola.

Disfrutar de la playa con nuesro perro interactuando con juegos asegurará un descanso beneficioso


Si decidimos no llevarlo -evitar que sufra la soledad o la ausencia de su familia- si la opción es la guardería, que sea de confianza y este acostumbrado a concurrir. Si queda en casa, la persona responsable en darle de comer y cuidarlo, también debe incluir paseos y juegos interactivos de olfato, masticación y lamido para bajar el estrés como una buena alternativa. “Acostumbrarlos lentamente a estar solos de a poco ayudará a que sea más llevadera la estadía”, culminó.

Acostumbrar a viajar desde cachorro garantizará en su adultez la costumbre


Para tener en cuenta:


Los gatos prefieren quedarse en casa y que un familiar los asista una o dos veces al día. en la zona hay excelentes guarderías felinas.
Las libretas sanitarias y número de emergencia veterinaria a mano.
Las opciones son muchas para familias multi-especie y lo mejor es adaptar todo en pos de satisfacer las necesidades de cada integrante, con bienestar, amor y respeto en las vacaciones.
Saber que si nuestro animal está enfermo, débil o muy viejito, quizás no sea el mejor momento de irnos de vacaciones, ni dejarlo solo ni de someterlo al estrés de un viaje.
Comederos, shampoo, cepillo, botiquín de primeros auxilios: gasas, agua oxigenada, crema cicatrizante, Flores de Bach Rescue Remedy, antiemético en gotas.

Los animales también necesitan momentos de esparcimiento

Comentarios

Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
Nos vamos de vacaciones, ¿qué hacemos con el perro?