Nuevo atentado de ETA sacude a España 

Un coche bomba mató a un legislador socialista y su custodia.



Vitoria, España (EFE).- El dirigente socialista español Fernando Buesa y su escolta murieron ayer en Vitoria, la capital del País Vasco, al explotar un coche bomba presuntamente colocado por la organización terrorista ETA a dos días del inicio de la campaña para las elecciones generales del 12 de marzo.

El atentado ocurrió hacia las 16.30 (15.30 GMT) en la zona de la universidad, a doscientos metros de la sede del gobierno regional vasco.

A las habituales reacciones de repudio se sumó horas después del atentado la determinación del presidente del gobierno del País Vasco, Juan José Ibarretxe, de romper de manera definitiva el pacto entre los partidos nacionalistas moderados y la coalición proetarra Euskal Heritarrok (EH), brazo político de ETA.

El pacto legislativo entre EH, el Partido Nacionalista Vasco y Eusko Alkartasuna permitió la designación de Ibarretxe como "lehendakari" (presidente) tras las elecciones regionales de 1998.

Por su parte, el presidente del gobierno español, José María Aznar, dijo que "los ciudadanos esperan respuestas claras, sin tibiezas, sin ambigüedades" que "distingan claramente a los que están con los que matan de los que están con los que mueren".

El primer atentado en el País Vasco en dos años

Vitoria, capital del País Vasco y lugar del atentado de la víspera, alberga las instituciones autonómicas de esta región del norte de España, incluido el Parlamento, en el que Buesa ejercía como diputado y portavoz del Partido Socialista Obrero Español (PSOE).

El cuerpo de Buesa, de 53 años, quedó destrozado a causa de la deflagración, que provocó además el incendio de varios vehículos estacionados en las proximidades. La bomba estaba colocada dentro de un automóvil y fue activada a distancia por los terroristas, según las fuentes.

El lugar del atentado se encuentra cerca del domicilio de Buesa, a quien le sorprendió la explosión cuando caminaba hacia el centro de la ciudad. Este atentado se produce un mes después de que un teniente coronel del Ejército fuese asesinado en Madrid por ETA.

La organización terrorista materializaba entonces su amenaza, hecha pública en diciembre pasado, de romper el alto el fuego que mantenía desde septiembre de 1998.

El de ayer es el primer atentado que tiene lugar en el País Vasco desde que el concejal del Partido Popular (PP, en el gobierno en España) en la localidad vasca de Rentería Manuel Zamarreño fuera asesinado por ETA en junio de 1998.

El atentado provocó la suspensión de numerosos mítines electorales previstos para hoy en toda España y tanto el PP como el PSOE e Izquierda Unida (IU) anunciaron la cancelación de sus actividades electorales ayer y hoy. 

Suspenden actos

Calanda, España (EFE).- La localidad natal de Luis Buñuel suspendió ayer todos los actos previstos para conmemorar el centenario del cineasta tras conocerse el asesinato a manos de ETA del dirigente socialista vasco Fernando Buesa y de su escolta.

El alcalde de Calanda, Antón Borraz, comunicó a EFE la suspensión de los actos y precisó que se interrumpió la multitudinaria comida que cientos de personas disfrutaban y otros actos programados. Borraz condenó el atentado.

Buesa era un "objetivo" desde 1995

Madrid.- Fernando Buesa es el tercer dirigente socialista asesinado por ETA, la segunda víctima mortal del grupo guerrillero desde la ruptura, el pasado 3 de diciembre, del alto el fuego en sus acciones armadas y el vigésimo noveno político español muerto en atentado.

Buesa era portavoz y diputado del Parlamento vasco y había nacido en Bilbao. Era licenciado en Derecho y tenía tres hijos.

A fines de 1995 se supo que era uno de los objetivos de un comando de ETA. El atentado de ayer irrumpe violentamente en plena campaña para las elecciones legislativas del próximo 12 de marzo.

Y es que ETA no sólo no ha interrumpido sus acciones en los días previos a la celebración de elecciones sino que en ocasiones utilizó estas fechas para lograr mayor impacto con sus atentados.

Buesa es también el segundo secretario regional de los socialistas vascos que muere en un atentado y es el político número 29 asesinado por ETA o grupos afines desde que en 1973 el grupo armado matara al entonces presidente del Gobierno, Luis Carrero Blanco.

El anterior dirigente socialista muerto a manos de ETA fue Fernan-do Múgica, asesinado en la ciudad vasca de San Sebastián el 6 de febrero de 1996, también en plena campaña electoral para las legislativas del 6 de marzo, que llevaron al gobierno al Partido Popular (PP).

Antes, ETA había asesinado, el 18 de febrero de 1984, también en San Sebastián y en plena campaña electoral de los comicios autonómicos del País Vasco, al senador y secretario regional de los socialistas de Guipúzcoa, Enrique Casas.

(EFE)

Ruptura vasca

Vitoria, España.- El presidente del gobierno del País Vasco, Juan José Ibarretxe, anunció ayer la ruptura definitiva del pacto entre los partidos nacionalistas moderados y la coalición proetarra Euskal Herritarrok (EH), tras el asesinato del dirigente socialista Fernando Buesa.

Los principios que sustentaban el acuerdo firmado con EH "exigían de todos sus firmantes un claro posicionamiento de desaprobación de los atentados de ETA y de todas las acciones de violencia", aseguró Ibarretxe.

Todos los partidos políticos vascos condenaron el atentado de Vitoria, a excepción de EH, considerada el brazo político de ETA.

El acuerdo con EH ya había quedado en suspenso el pasado 21 de enero, tras el asesinato en Madrid de un tenien-te coronel del Ejército, con el que ETA cumplió su amenaza de romper el alto el fuego.


Comentarios


Nuevo atentado de ETA sacude a España