Nuevo fracaso en intento de conformar un sindicato policial





NEUQUÉN (AN).- La Dirección de Personería Jurídica de la provincia le denegó la personería a la Asociación de Subalternos de la Policía (Asubpol) por entender que persiguen fines gremiales y mutuales. Con anterioridad el Ministerio de Trabajo de la Nación ya les había rechazado el pedido de asociación sindical, por lo que todo volvió a foja cero.

Desde el 2007 un grupo de policías retirados intenta conformar un sindicato para representar a los uniformados subalternos pero hasta ahora se han encontrado impedidos de hacerlo por cuestiones legales.

Los policías retirados ya habían librado un pedido de asociación sindical ante el Ministerio de Trabajo de la Nación en el 2007 y en agosto del 2008 bajo firma del ministro Carlos Tomada se les denegó la inscripción entendiendo «que la tarea de seguridad que la ley impone a las fuerzas armadas y policiales, a partir de una organización jerárquica vertical, en un marco de disciplina, es esencial para el mantenimiento del orden interno de la fuerza y la operatividad en el cumplimiento de los objetivos a su cargo, los que se dificultarían considerablemente, a partir de la constitución de un sindicato», reza la resolución 717/2008.

La negativa de Nación llevó a los uniformados retirados a intentar armar una asociación local (Asubpol) con el fin de trabajar sobre «la defensa del hombre de la policía y su familia por el abandono que tienen de la institución y del gobierno», sostuvo Andrés Botto, presidente de dicho intento de asociación.

La directora de Personas Jurídicas, Iris Sandoval explicó a «Río Negro» que «el trasfondo de la asociación era gremial, de hecho hablaban de armar hasta una mutual».

Por ello la Dirección se declaró incompetente en el tema y derivó la cuestión al Ministerio de Trabajo de la Nación que ya les rechazó el pedido.


Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
Nuevo fracaso en intento de conformar un sindicato policial