"Nunca tuve una reunión respecto a casinos"



Pablo Verani se molestó y cortó.
El gobernador Pablo Verani dialogó ayer por teléfono con "Río Negro", y se ofuscó cuando se le hizo notar que no manifestaba la verdad al negar haberse reunido con el empresario chubutense Ricardo Benedicto, quien -según un acuerdo del que Carlos Ferrari forma parte- se haría cargo de los casinos que le serían rescindidos al controvertido titular de las firmas incumplidoras Varsa, Inter World y Casinos Río Negro.

El siguiente es el diálogo con el gobernador.

- Gobernador, quería conversar con usted por la nota que hemos publicado hoy. ¿Está usted en antecedentes?

- La nota... que publicaron hoy...

- ¿Usted tiene conocimiento del contenido de la nota?

- No.

- Le cuento, entonces. Hemos publicado una información referida a los casinos de la provincia respecto de que se estaría en estos momentos pactando una rescisión del convenio con Casinos de Río Negro -con la empresa de Ferrari, es decir los casinos de Las Grutas, Viedma y Cipolletti-.

- ¿Pactando?

- Sí, acordando...

- Yo he dado instrucciones de mandarla a rescisión, por incumplimiento... Hace una semana, y en la reunión que se hizo estuvo el ministro Coordinador, el fiscal de Estado, Irigoyen y yo antes de irme a Mendoza para que se rescinda y se vea el procedimiento a seguir, como corresponda.

- La información que tenemos y que hemos publicado es que usted participó de una reunión en el hotel Posta Carretas.

- Ah, el que le dijo eso (...no se escucha)

- ¿Cómo?

- Realmente si tienen esa información es lamentable que la informen. Yo no tengo ninguna reunión en ningún lado y menos voy a ir a un hotel a tener una reunión. ¿Desde cuándo? ustedes me conocen a mí. Me podré pasar de brusco en el lenguaje, pero. Pero, mire, hay dos cosas que no hago en mi vida. Primero, porquerías, y segundo, agachadas. Pierda cuidado que yo en esas cosas soy bien clarito. Así que si ustedes dicen que yo tuve una reunión me tienen que decir dónde, cuándo, cómo y con quién. Pero dígalo por escrito, dígalo y afírmelo por escrito, porque si no... Así no vale, para que después usted pueda decir lo que quiera.

- Gobernador, nosotros lo hemos escrito hoy precisamente en el diario. La reunión a la que me refiero se habría realizado...

- No, usted me tiene que decir con quién me reuní, dónde, y de qué manera.

- Estoy tratando...

- No me pregunte a mí...

- Estoy tratando de decírselo, gobernador.

- ...si usted lo sabe.... Bueno dígame, ¿a ver? ¿dónde?.

- Fue una reunión...

- ¿Quién le dijo a usted eso?

- Si no me deja hablar no le puedo explicar

- Es que ustedes tampoco dejan hablar a los demás. Escriben lo que quieren.

- No, no escribimos lo que queremos, gobernador.

- Sí, ustedes escriben lo que quieren, y usted lo sabe bien.

- Bueno, si usted me deja explicarle quién cómo y dónde de la reunión...

- Usted no me tiene que dar ninguna explicación, porque yo tampoco sé.

- ...usted me va a poder decir si estuvo en...

- Le estoy diciendo que no estuve nunca en ninguna reunión.

- ¿En ninguna reunión?

- Nunca.

- ¿Con qué personas dice usted que no estuvo?

- Nunca, con ninguna persona con respecto a Casinos he estado en reuniones. La única que...

- ¿Con el señor Ferrari, no tuvo una reunión sobre el tema de la rescisión del casino?

- No, no, para nada.

- ¿Con el señor Benedicto de Casino Club no tuvo una reunión?

- No. El señor Benedicto, a mí me dijeron que tenía interés y yo lo conozco al señor Benedicto de otra vez que tuvo interés, como tiene interés Casino Magic y como hoy estuvieron los españoles con el ministro Coordinador para manifestarle que ellos tienen interés porque ellos ya habían presentado ya una iniciativa.

- ¿Y usted se reunió con el señor Benedicto?

- No, no, yo no me reuní con el señor Benedicto.

- ¿No tuvo una reunión, una cena en el stud de Benedicto?

- ¿Una cena en dónde?

- En el stud del señor Benedicto, en Palermo.

- Una cena en el stud del señor Benedicto... Si usted lo dice...

- Si yo lo digo, no. Yo le pregunto a usted. Usted me dice que no se reunió con el señor Benedicto.

- Pero si usted lo dice, yo le estoy diciendo... Usted diga lo que quiera.

- No, yo no voy a decir lo que quiera. Voy a decir lo que usted me responda.

- Bueno, déjelo así. Hasta luego.

Tras esto, el gobernador cortó la comunicación telefónica.


Comentarios


"Nunca tuve una reunión respecto a casinos"