Circulación por DNI en Neuquén: días y horarios para comprar y recrearse

Obelisco “sin cabeza”



#

La obra de Erlich demandó una importante logística.

EXTRAÑA POSTAL

El máximo símbolo de la Ciudad de Buenos Aires apareció ayer “sin cabeza”. Porteños y turistas que pasaron por la 9 de Julio se sorprendieron al ver el Obelisco sin su cúpula, y se volcaron a las redes sociales para compartir la extraña postal. Frente a la incertidumbre, hay una explicación: todo se trata de una intervención del artista Leandro Erlich. Con un sistema de paneles espejados, ocultó al ojo humano la parte superior del monumento de 67 metros inaugurado en 1936. Así, como un mago, creó la ilusión de que ya no está lo que aún está. Lograr este efecto llevó su logística, que comenzó en las primeras horas del día e incluyó grúas, personal y cortes de tránsito. Por la tarde se develó el misterio con un cierre en el Museo de Arte Latinoamericano de Buenos Aires (Malba), que mañana cumple su 14º aniversario. Erlich es un artista argentino conocido por sus instalaciones, que juegan con la ilusión óptica, lo virtual y tridimensional.


Comentarios


Obelisco “sin cabeza”