"Ojalá nunca pase nada de esto"

"Ha sido terrible la tragedia ocurrida en la Ruta 22, km 1.247, cuando un ciudadano a bordo de un camión Scania sobrepasó un piquete que realizaban los empleados municipales de la zona andina atropellando a tres personas que se negaban a desplazarse hacia la banquina. Las autoridades municipales y provinciales han quedado consternadas por todo lo acontecido".

¡Qué noticia! ¿No? ¿Y ahora quién se hará cargo de lo trágico de este hecho? Seguramente nadie; se echarán la culpa unos a otros. Lógicamente, los manifestantes no se responsabilizarán de sus actitudes frente a la sociedad, en fin... nadie se hará cargo de nada.

Lo más lógico será manifestar que "ojalá nunca pase nada de esto", pero la realidad indica que hoy por hoy de la manera en que se vienen desarrollando estos cuadros de protesta lo sucedido puede acontecer en cualquier momento.

Todo el mundo tiene sus problemas pero, por más grave que a mí me parezca la situación, no tengo derecho a ir a la casa de mi vecino para armarle una barricada, prender fuego un par de cubiertas en la entrada de su garaje y cercenar su libre circulación. Es muy probable que ante este panorama mi vecino actúe con mucho enojo y una violencia inusitada hacia mi persona.

Para graficarlo de alguna manera: si mi empleador no me pagó el sueldo correspondiente al mes trabajado, ante quien yo tengo que quejarme o a quien debo molestar de alguna forma es a mi empleador y no a mi vecino, porque es muy factible que con mi vecino termine de la peor manera porque su reclamo es legítimo. Aunque el mío también lo sea, lamentablemente no está bien dirigido y tampoco concuerda con las formas convencionales de obtener una solución. ¿Saldo? Nos matamos con mi vecino y el empleador, descostillándose de risa en su sillón.

Ya es hora de que las broncas se expresen con otra modalidad y de que aquel a quien le toque hacerse cargo dé una respuesta de manera resolutiva y acorde con la jerarquía que ocupa como funcionario de tal o cual organismo; de lo contrario, que deje su espacio a quien pueda dar una solución certera sin que haya que lamentar y empezar a actuar con los hechos ya consumados.

Alejandro Di Pascual

DNI 14.827.642

Roca


Comentarios


«Ojalá nunca pase nada de esto»