¡Ojo cuando tu hamster sale a explorar!

Son varias las recomendaciones para proteger a estos pequeños roedores. Hay que tener cuidado sobre todo con cables, algunas plantas y ventanas.



#

¡Ojo cuando tu hamster sale a explorar!

Incluso teniendo el recinto más hermoso y muchos juguetes los hámsters se aburren rápidamente. Pero dejar que el animal se abra paso a través de la vivienda sin tomar precauciones puede ser peligroso.

Los cables, algunas plantas de interior, ventanas inclinadas u otras mascotas son un peligro. Tampoco recomiendan mantenerlos en un espacio cercado como el jardín, donde están expuestos a peligros, por ejemplo por otros animales o temperaturas extremas.

Además, si el hámster se escapa de ese recinto es difícil volver a atraparlo.

Si el dueño está dispuesto a convertir su sala de estar en un espacio apropiado para el roedor, como por ejemplo no dejar cables eléctricos a la vista, es una buena opción para el hámster. También los sillones y el sofá deben ser lo suficientemente altos como para que todo lo que está debajo permanezca visible.

Pero incluso así se requiere extrema precaución. Si el hámster está suelto conviene que las personas de la casa se quiten los zapatos -lo ideal es que permanezcan sentadas- y que se mantengan cerradas las puertas y las ventanas de la habitación.

Lo ideal sería prepararles un espacio para que exploren sin peligros.

Todos los espacios en los que el animal pueda desaparecer deben estar cerrados y debe ser lo más grande posible. Como mínimo de medio metro cuadrado, pero mejor es si tiene entre uno y medio y dos metros cuadrados, agrega.

En cualquier caso se requiere que el espacio de salida esté delimitado. Muchas veces los cercos que se adquieren en los comercios especializados son demasiado bajos. Con supervisión, y para que por ejemplo no desaparezca debajo del sofá, alcanza una altura de 25 a 30 cm. Sin supervisión se necesita un cerramiento de al menos 50 cm.

Cuanto más bajo sea el límite, más probable es que lo salten por encima o utilicen un mueble para ayudarse. Por eso no debería haber elementos o juguetes de escalada en los bordes de su recinto.

Se aconseja hacer paredes uniendo varias planchas de cartón con una cinta. Hay otros materiales que también se puede utilizar como fibras duras o plexiglas.

El tamaño debe ser de por lo menos 50 por 50 cm. Un requisito fundamental es que el recinto y el espacio de salida estén conectados, para que el animal tenga la libertad de decidir si quiere estar adentro o afuera.

Es importante que el suelo del recinto tenga tierra o arena para que el hámster pueda cavar pozos. Además es conveniente que tenga algún laberinto o pirámide con piedras para que el animal pueda entretenerse.

Si hay suficiente espacio se puede agregar un recipiente con tierra, hierba y hojas para escarbar y agregar distintos materiales para olfatear. Asímismo, se sugiere que el espacio para el hámster incluya algún tubo o casita donde el animal pueda retirarse.

Fuente: Agencias


Comentarios


¡Ojo cuando tu hamster sale a explorar!