Descalabro ecológico: de la idiotez a la locura


La nefasta «autogestión climática» por ignorancia o codicia ratifica el desafío urgente de proteger nuestra Casa común, lo cual implica urgentes acciones cooperativas en la búsqueda de un desarrollo sostenible.


Las exorbitantes temperaturas registradas tanto en California como en China (entre los los 52 y 54 grados centígrados, o el récord más alto registrado en Europa), explican y predicen que tanto Europa, Asia y Norteamérica atraviesen condiciones meteorológicas extremas desde hace varios días, que asfixian la vida humana sobre la fa de la tierra.

La estupidez humana logró una locura ecológica tal, que ya las Naciones Unidas acaban de convocar al mundo para prepararse, instando a cada persona a elaborar su propio “plan de lucha” para hacer frente a esta inédita crisis climática

Las temperaturas extremas alcanzan a todo el hemisferio norte. Desde California hasta China, las autoridades hicieron un llamado a la población a tomar medidas para protegerse del calor, hidratándose correctamente y cuidándose del sol.

Convergentemente, varias regiones de Europa están en alerta rojo debido al “peligro extremo” que implican tan altas temperaturas veraniegas.

Por caso, cientos de bomberos luchan contra los incendios en el archipiélago de las Islas Canarias pero, sobre todo, en Grecia, donde, por tercer día consecutivo, se libra “una enorme batalla” contra las llamas al oeste de Atenas y en la turística isla de Rodas, según el ministro de Crisis Climática y Protección Civil, Vassilis Kikilias.

Ante la previsión de una nueva ola de calor, con temperaturas que alcanzarán los 44 ºC el viernes y el sábado, “las condiciones meteorológicas son difíciles” debido a los fuertes vientos de hasta 60 kilómetros por hora que soplan en algunas partes del país y avivan las llamas, concluyó el ministro.

A pesar de las órdenes de evacuación de las autoridades griegas en algunas localidades situadas entre 50 y 80 km de Atenas, algunos residentes se negaron a abandonar sus hogares.

Las temperaturas alcanzaron 45,3 ºC en Figueras, en la región de Cataluña (noreste), y 43,7 ºC en las Islas Baleares, según la agencia meteorológica Aemet.

Ayer martes se batieron récords de temperatura en todo el mundo y se esperan aún peores olas de calor

Phoenix, la capital de Arizona, en el sur de Estados Unidos, batió un récord similar que se mantenía desde hacía 49 años, con su 19º día consecutivo de temperaturas de 43,3 grados centígrados o superiores, indicaron las autoridades meteorológicas.

Un cartel muestra una temperatura de 112 grados Fahrenheit (44°C) en Phoenix, Arizona, EEUU, que rompió el récord de 19 días consecutivos por encima de los 110°F. 18 julio 2023.

En el sur de Francia, se batieron récords principalmente en altura en los Alpes (este), los Pirineos (oeste) y la isla de Córcega. Estos récords están entre 8 °C y 11,9 °C por encima de los valores normales.

“Plan de lucha”


Ante tal pavoroso escenario, Naciones Unidas -in extremis- llamó al mundo a prepararse para “olas de calor más intensas” e instó a cada persona a elaborar su propio “plan de lucha” para hacer frente a temperaturas tan extremas.

Preconclusivamente, ante datos semejantes, la nefasta autogestión climática personal/empresaria/gubernamental, por ignorancia, codicia o locura; ratifica el desafío urgente de proteger nuestra Casa común, lo cual implica urgentes acciones cooperativas en la búsqueda de un desarrollo sostenible.

Finalmente, sin procrastinaciones ideológicas ni idioteces codiciosas, se trata de esa contundente e impostergable restauración de la ecología en su totalidad e integralidad, la cual supone combatir -cooperativa y mancomunadamente- tan grave crisis del ambientalismo global y del conservacionismo integral, a partir de una educación cooperativa ambiental, esto es “aquello que abarca todas las dimensiones del ser humano y la ecológica, esa que integra el lugar específico que el ser humano debiera ocupar en este mundo y sus relaciones de usos y consumos con la realidad que lo rodea”; ahora con una perspectiva y prospectiva responsable, duradera e inteligente.

Por último, con los cinco continentes “gravemente enfermados” por semejante descalabro ecológico, demorar la precaución, remediación y reversión del caos climático actual, es poner a la población mundial en estado de movilidad, desprendimiento y hasta de ridícula autoinmolación personal; entonces irreversibles.

(*)Experto en Cooperativismo de la Coneau


Comentarios