Opositores buscan parar acuerdo con Irán

BUENOS AIRES (ABA) .- “Les pedimos que vayan a explicarles a cada diputado lo que significa este acuerdo, vamos a hacer todo lo posible para que no haya 129 legisladores dispuestos a decirle sí a la impunidad”, arengó Patricia Bullrich cerrando así el acto realizado ayer frente al Museo del Holocausto en repudio del pacto entre la Argentina e Irán sobre la causa AMIA que cuenta con dictamen en el Senado. Un grupo de familiares convocó para el 27 de febrero (día en que se trataría la cuestión en Diputados) a una manifestación frente al Congreso. Bullrich -quien calificó al memorando como una “infamia”- comprometió el voto en contra de su bloque (Unión por Todos), así como del PRO, el Peronismo Federal y del radicalismo, que estuvo representado por Oscar Aguad. Los diputados opositores quieren cambiar el rol “deslucido” y “liviano” que muchos de ellos observaron en los senadores que enfrentaron anteayer al canciller Héctor Timerman en el plenario de comisiones. “Que flojos que estuvieron tus correligionarios, hasta parecía que no habían leído bien el memorando, con la falta de nivel de Timerman se perdió una gran oportunidad”, murmuró un macrista codeando a su colega de bancada Pablo Tonelli. “Ex correligionario, querrás decir”, le respondió Tonelli (diputado del PRO) sonriendo. El acto cobró ribetes emotivos con el discurso de dos sobrevivientes del Holocausto (que niega el presidente iraní Ahmadinejad), mujeres que testimoniaron sobre sus sufrimientos. El acto también contó con la presencia de un grupo de intelectuales, entre otros Santiago Kovadloff, Jorge Todesca y Diego Guelar; la ONG “Será Justicia? y una nutrida concurrencia de dirigentes: Federico Pinedo, Paula Bertol, Jorge Triacca; por el peronismo disidente estuvieron Gustavo Ferrari, Eduardo Amadeo, Enrique Thomas, Carlos Brown y Alberto Aseff, además de los antes mencionados. Hubo momentos de alto voltaje como cuando Bergman pidió “perdón por Timerman el primer canciller de origen judío de la Argentina”. “Judas, traidor”, fueron algunos de los epítetos que llovían del público. El rabino Alejandro Avruj, fue categórico: “La verdad oficial de Irán es que la bomba la puso el Estado de Israel. ¿Qué verdad vamos a buscar a Irán?”.

BUENOS AIRES (ABA) .- “Les pedimos que vayan a explicarles a cada diputado lo que significa este acuerdo, vamos a hacer todo lo posible para que no haya 129 legisladores dispuestos a decirle sí a la impunidad”, arengó Patricia Bullrich cerrando así el acto realizado ayer frente al Museo del Holocausto en repudio del pacto entre la Argentina e Irán sobre la causa AMIA que cuenta con dictamen en el Senado. Un grupo de familiares convocó para el 27 de febrero (día en que se trataría la cuestión en Diputados) a una manifestación frente al Congreso. Bullrich -quien calificó al memorando como una “infamia”- comprometió el voto en contra de su bloque (Unión por Todos), así como del PRO, el Peronismo Federal y del radicalismo, que estuvo representado por Oscar Aguad. Los diputados opositores quieren cambiar el rol “deslucido” y “liviano” que muchos de ellos observaron en los senadores que enfrentaron anteayer al canciller Héctor Timerman en el plenario de comisiones. “Que flojos que estuvieron tus correligionarios, hasta parecía que no habían leído bien el memorando, con la falta de nivel de Timerman se perdió una gran oportunidad”, murmuró un macrista codeando a su colega de bancada Pablo Tonelli. “Ex correligionario, querrás decir”, le respondió Tonelli (diputado del PRO) sonriendo. El acto cobró ribetes emotivos con el discurso de dos sobrevivientes del Holocausto (que niega el presidente iraní Ahmadinejad), mujeres que testimoniaron sobre sus sufrimientos. El evento también contó con la presencia de un grupo de intelectuales, entre otros Santiago Kovadloff, Jorge Todesca y Diego Guelar; la ONG “Será Justicia? y una nutrida concurrencia de dirigentes: Federico Pinedo, Paula Bertol, Jorge Triacca y Cordelia Liermann del PRO por el peronismo disidente estuvieron Gustavo Ferrari, Eduardo Amadeo, Enrique Thomas, Carlos Brown y Alberto Aseff, además de los antes mencionados. Hubo momentos de alto voltaje como cuando Bergman pidió “perdón por Timerman el primer canciller de origen judío de la Argentina”. “Judas, traidor”, fueron algunos de los epítetos que llovían del público. El rabino Alejandro Avruj, fue categórico: “La verdad oficial de Irán es que la bomba la puso el Estado de Israel. ¿Qué verdad vamos a buscar a Irán?”.


Comentarios


Opositores buscan parar acuerdo con Irán