¡Orden... orden en ese bautismo! 21-01-04



SANTIAGO DE CHILE (DPA).- El desorden reinó en la ceremonia del bautizo católico del primer hijo de la pareja conformada por el ex presidente argentino Carlos Menem y la ex Miss Universo chilena Cecilia Bolocco, efectuada en el exclusivo balneario chileno de Zapallar, según la prensa de Santiago.

El bebé, Máximo Saúl, nació hace dos meses en la Clínica Las Condes de Santiago, en un parto normal, a las 37 semanas de gestación. El rito se realizó el lunes en la iglesia Santa Teresa de Avila y fue oficiado por el padre Francisco Plaza.

De acuerdo al diario "La Tercera", el ingreso al recinto religioso fue caótico, tanto así que el pequeño Máximo Saúl casi termina en el suelo, ya que más de un centenar de vecinas se habían agolpado a las puertas para tocar y bendecir al niño. A este panorama se sumaba un escuadrón de paparazzis de Chile y Argentina, y un gran contingente de policías . Pese a todo, Bolocco apareció dando la mano y respondiendo con besos y sonrisas la calurosa bienvenida.

A su lado estaba Menem, quien llegó a Chile ayer en la mañana y ostentaba un brazo enyesado que se fracturó jugando golf. El sacerdote debió imponer orden e hizo ingresar a la pareja.

Aunque la ceremonia debía ser privada e íntima, la parroquia estaba colmada con curiosos que se habían filtrado. Adentro estaban también las cámaras de televisión, las lentes de los fotógrafos y numerosos miembros de la prensa, quienes fueron conminados por el religioso a retirarse del lugar.

De acuerdo a testigos, la ceremonia estuvo lejos de ser emotiva, sobre todo por la cantidad de disparos de flashes y de niños que daban vueltas por el lugar. Afuera, el matrimonio era esperado por unos 200 curiosos que aplaudían y se abalanzaban sobre la pareja. Según "La Tercera", hubo empujones y puntapiés para ver al niño, tanto así que Menem no podía entrar al Mercedes Benz de su mujer que "ya estaba en shock".


Comentarios


¡Orden... orden en ese bautismo! 21-01-04