Petroleros Privados deberá pagar una millonaria indemnización a un médico de Catriel

La Cámara Laboral de Cipoletti falló a favor del exempleado que demandó al gremio tras su despido. El tribunal sentenció que la desvinculación fue injusta.





Un contundente fallo de la justicia laboral de Cipolletti desacreditó los argumentos para despedir a un médico de Catriel y ordenó indemnizarlo por casi tres millones de pesos. El sindicato de Petroleros Privados de Río Negro Neuquén y La Pampa, propietario de la clínica, adujo que el profesional no se había presentado a una guardia. En el juicio se demostró que en realidad ese turno debía ser cubierto por una colega.

El reclamo judicial se originó cuando el gremio petrolero resolvió despedir con causa a un profesional que prestaba servicios en la Clínica Perón de la localidad. Argumentó que el hombre había incumplido con su régimen laboral mientras prestaba funciones. De esta manera, en septiembre de 2017, le envió una carta documento informándole sobre la desvinculación.

En ese escrito, el área legal del gremio detalló una serie de irregularidades supuestamente cometidas por el médico. «A raíz de graves irregularidades, luego de finalizado un sumario interno, que se habrían detectado en el sector donde prestaba tareas el actor, irregularidades varias que implican severos incumplimientos de los deberes a su cargo», expresa un pasaje del documento.

Según consta en el fallo laboral, el 25 de septiembre de 2017 el médico no se presentó a una guardia y no respondió a los llamados de sus compañeros. Los abogados del gremio presentaron documentación de un sumario interno contra el médico que no pudo acreditarse en el juicio.

El tribunal también cuestionó que una de las causas del despido fuera la pérdida de confianza. «De modo tal que la pérdida de confianza no resulta invocable como causal autónoma de despido, sino que debe partirse de la alegación de un hecho desleal», indicaron los jueces.

También descartó la falta de compromiso del exempleado a partir de la prueba generada. Una médica explicó que ese día, que desencadenó en el despido, habían cambiado la guardia y que era una actividad común. Además, destacó el compromiso del médico en su actividad diaria.

El tribunal del fuero laboral desacreditó todos los argumentos de la patronal. Lo hizo a partir de dos testimonios clave en la causa, médicos que trabajaban con el profesional despedido. Además se apoyó en la documentación administrativa.

«No se ha producido ninguna prueba que siquiera indiciariamente acredite la causal invocada por la patronal, nada que indique severos incumplimientos de los deberes a cargo del actor, los que además no se individualizan, resultando ambiguo e impreciso, y por ende ineficaz para producir el distracto», sostiene el fallo de los jueces de la Cámara del Trabajo de la Cuarta Circunscripción.

Además, en el juicio se reveló que el empleado despedido, que durante un lapso de tiempo fue director de la institución, cobraba una parte de su salario por fuera del recibo de sueldo. Consignaron que la cifra alcanzaba el 30% del total del salario.

Una médica que prestó funciones hasta el año pasado en el sindicato precisó que también recibía parte de su remuneración en esa condición. Contó que el empleador le solicitaba un monotributo para cobrar una contraprestación. Tal situación no está contemplada en la legislación laboral para los contratos en relación de dependencia.


Comentarios


Seguí Leyendo

Petroleros Privados deberá pagar una millonaria indemnización a un médico de Catriel