Piden justicia para que Karen "descanse en paz"

Con claveles blancos y en silencio familiares y amigos de Karen álvarez marcharon nuevamente ayer para pedir justicia, al cumplirse seis meses de la desaparición de la adolescente.



#

Marcharon ayer en Viedma, a seis meses de la desaparición.

VIEDMA

Otra vez la marcha partió desde la terminal de colectivos, donde la chica de 14 años fue vista por última vez. Testigos aseguran que estuvo en la confitería del primer piso, donde funciona un ciber. Dos días después, entre unos pastizales cercanos al hipódromo, apareció su cuerpo sin vida con signos de haber sido golpeada y abusada sexualmente.

En el marco de la marcha, que se encolumnó detrás de un gran cartel que reclamaba "justicia por Karen", los familiares y amigos entregaron volantes con la foto de la jovencita y una carta redactada como si ella la hubiera escrito.

Allí se recordó que la menor de edad cursaba primer año en la Escuela Secundaria de Formación Agraria -ESFA-, su sonrisa permanente y que el 24 de octubre del año pasado estaba especialmente contenta por el nacimiento de su sobrina, a la que conoció y nunca volvió a ver.

En ese escrito pidió acompañamiento a su familia en el pedido de justicia "para que mi alma descanse en paz".

En la marcha de ayer los claveles blancos quedaron como símbolo en las rejas del edificio sede del Superior Tribunal de Justicia.

El viedmense Carlos Mobilio, de 20 años, es el único imputado de la causa. Está procesado por "abuso sexual agravado por haber sido cometido con acceso carnal y haber participado al menos dos personas", en concurso con "homicidio doblemente agravado por haber sido cometido a los fines de procurar la imputada para sí o para terceros y por haber mediado violencia de género".

Desde su detención -a los pocos días de la aparición del cuerpo de la jovencita- Mobilio permanece alojado en la unidad carcelaria de Choele Choel por razones de seguridad.


Comentarios


Piden justicia para que Karen "descanse en paz"