AHORA: la Corte rechazó la candidatura de Weretilneck

Pidieron hasta ocho años por el incendio del juzgado 28-5-03

La fiscalía modificó la acusación por la de "daño agravado".



CHOS MALAL (ACHM).- El fiscal Oscar Domínguez, solicitó la pena de ocho años de prisión para Gustavo Araya, Ariel De la Vega y Gastón Cifuentes, por considerarlos responsables de daño agravado por el incendio de las instalaciones del Juzgado de Chos Malal. También pidió para Isidro Manrique, otro de los imputados la pena de 7 años y 6 meses de prisión, al acusarlo como el instigador.

La sentencia por el incendio que se produjo en 19 de agosto de 2001, y que provocó pérdidas superiores a los 32.600 pesos en computadoras, el cableado de la red informática, mobiliario y expedientes que debieron ser reconstruidos, se leerá el lunes 2 de junio en Zapala. La segunda etapa del juicio oral y público culminó con la alegatos de la fiscalía y los abogados defensores.

El caso se comenzó a juzgarse el miércoles de la semana pasada en esta ciudad, donde se decidió pasar a un cuarto intermedio.

El lunes se desarrolló en Zapala la segunda jornada de debate, y en la que se ordenó la detención de Rubén Hernández, uno de los testigos que había declarado haber visto a los imputados, como así también percibido olor a combustible en la ropa de uno de ellos. Sin embargo, ante los camaristas se desdijo.

Las contradicciones de Hernández, uno de los testigos “importantes” con que contaba la causa, hizo que se ahondara más en su versión de los hechos y finalmente terminó detenido por falso testimonio.

La causa fue elevado al juez de Instrucción de Zapala Hugo Sacoccia quien resolverá en la próximas horas la situación procesal del mismo.

Para cerrar la jornada del juicio, el fiscal Domínguez realizó su alegato y cambio la calificación de incendio agravado por daño agravado y pidió la pena de 8 años de prisión para Araya, De la vega y Cifuentes por considerarlos autores del delito de daño agravado.

El abogado José Luis Jofré, defensor de Gastón Cifuentes; Ricardo Vázquez, de Gustavo Araya; y la defensora Beatriz Barrionuevo, de Ariel de la Vega; fueron coincidentes en solicitar la absolución de sus defendidos.

Lo mismo requirió el abogado Eves Omar Tejeda, defensor de Isidro Manrique, quien se encuentra actualmente detenido y condenado por el robo perpetrado a las oficinas locales de Telefónica de Argentina.

Para la fiscalía está probado que los tres jóvenes ingresaron alrededor de las 6 de la mañana del 19 de agosto al interior del edificio, previo forzar con un hierro los postigos y la traba de la puerta de una oficina que da al patio del juzgado.

Una vez allí, habrían rociado con combustible computadoras y mobiliarios, generando tres focos de incendios que se localizaron en la mesa de entrada, el despacho del secretario y la oficina de un sumariante.

Las consecuencias fueron diversas: equipamiento destruido, entre ellos monitores, teclados, impresoras, escritorios, CPU, sillas, teléfonos y percheros.

Además puntualizó la supresión de unos 40 expedientes judiciales que fueron afectados por las llamas.

El hierro y una tapa con olor a combustible se transformaron en los secuestros claves.


Comentarios


Pidieron hasta ocho años por el incendio del juzgado 28-5-03