Pierre Cardin vuelve a la semana de la Moda de París con un desfile completo

El desfile completo de Pierre Cardin, que a sus 88 años vuelve tras una larga ausencia, y la modernidad del belga Dries Van Noten, que juega con los códigos masculino-femenino, protagonizaron la segunda jornada de desfiles del prêt-à-porter femenino presentado en París.

Las 90 prendas de la colección Pierre Cardin desfilaron durante una media hora, cuando un desfile normal se evapora en menos de diez minutos. Pese a que se trata de la presentación de la temporada de primavera-verano de moda femenina, presentó unas colecciones de hombre y de mujer que se puede adaptar a todas las estaciones.

Todos los códigos Cardin están presentes, que recorren sus 60 años de creación, desde los modelos gráficos que recuerdan a personajes de ciencia ficción, hasta los trajes de noche de colores chillones, pasando por las prendas de tonos pasteles.

La primera pareja llega con un traje rosa de astronauta y para la hora de los cócteles, Cardin propone mini-faldas con corpiños muy de los años 1980 y faldas con volantes naranja que combina con negro en la parte de arriba.

Unos maniquíes con jerseys y pantalones negros idénticos que se avanzan uno tras otro presentan unos bolsos voluminosos y de colores.

Siguen conjuntos con tela de traje de buceo y los vestidos con mangas voluminosas. El desfile cierra con los vestidos de princesas con corpiños y una multitud de vestidos de novias.

El belga Dires Van Noten por su parte juega con el contraste masculino-femenino, entre lo robusto y lo ligero, el vaquero y la seda, la ropa de diario y la de fiesta.

“He mezclado los años 1940 por la elegancia, los años 1970 por su parte desfasada y los años 1990 por el aspecto andrógino”, explica el diseñador. “He escogido grandes volúmenes y alternado algodones resistentes con transparencias delicadas”, añade a propósito de esta colección en la que la tela de vaquero convive con las sedas con dibujos de flores inspirados en “la porcelana china”.

“Vivo en mi época, leo los diarios, tengo los pies en la tierra”, explica el modista, que se inspiró entre otras de la calle al mezclar “vaqueros amplios con prendas más femeninas”.

En la misma línea, el portugués Felipe Oliveira Baptista se inspiró en los smoking de hombre.

“Es como una cosa chico-chica, el lado andrógino es algo con lo que siempre coqueteo en mis colecciones”, dijo a la AFP.

“Encontré imágenes de bailarinas de strip-tease que utilizan prendas con entallados muy masculinos, entonces pensé en jugar con los smoking”, dijo el diseñador, que también utilizó referencias del mundo de la danza, como calentadores y leggings.


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios