Poda y mutilación intensivas en Neuquén capital

La municipalidad sacará ejemplares



NEUQUEN (AN).- La municipalidad de Neuquén inició un plan de poda y tala intensiva que incluye a añosos eucaliptos, olmos y acacias ubicados en distintos puntos de la ciudad.

Los cortes en algunas plazas y lugares públicos molestaron a algunos vecinos que se han comunicado con la línea que tiene habilitada este diario para expresar su descontento. La estrategia fue defendida ayer por el subsecretario de Servicios Públicos comunal, Carlos Cides, quien adelantó que "por seguridad" en ésta o en la próxima temporada se cortarán a la mitad los eucaliptos de la diagonales céntricas de esta capital, todo un símbolo de la ciudad centenaria.

"Una rama de eucaliptos pesa una tonelada, si durante una tormenta cae una de esas sobre una persona o un vehículo, la municipalidad tiene responsabilidad", explicó el funcionario en diálogo con "Río Negro".

Sobre la poda en su máxima expresión que lleva adelante la comuna, comentó que "se está haciendo bajo la supervisión y con el asesoramiento" de un ingeniero agrónomo de la dirección de Espacios Verdes.

Cides agregó que "hay olmos y acacias que llegando a los 30 años pierden su capacidad de defensa y son suceptibles a las plagas. Se ven afectados por un ácaro y además de secarse generan una resina muy molesta".

El funcionario detalló que los cortes, por más que parezcan exagerados, "tendrán un muy buen efecto en las plantas, que se van a notar; no digo en esta temporada pero sí en la próxima". En este sentido añadió que hace dos años la comuna llevó adelante una primera etapa de este plan en distintos puntos de la ciudad. Para el caso, puso como ejemplo los árboles del jardín maternal Eva Perón, que está ubicado el barrio Bouquet Roldán de esta ciudad.

"Se le hizo una poda que fue muy criticada, pero ahora los árboles están en su mejor momento", enfatizó.

En esa línea, Cides ubicó el caso de los eucaliptos del barrio La Sirena: "Arboles muy grandes que prácticamente fueron cortados a la mitad. Esos eucaliptos, en vez de irse para arriba, tienen ahora una forma de copa, como una bolita, que es mucho menos peligrosa". El funcionario recordó que hace dos años "recibimos muchas quejas, pero este año, desde el mismo barrio, nos están llamando para que cortemos los eucaliptos".

El subsecretario de Servicios Públicos informó que "hay muy pocas alternativa para los olmos: hay muchos que tienen que ser arrancados. No sólo porque se apestan con la que se denomina 'vaquita del olmo' sino porque sus raíces levantan las veredas, arrastran cañerías y se meten en las casas". En ese contexto, afirmó que 30 olmos del barrio El Progreso tienen destino de motosierra.

"Los vamos a reemplazar por fresnos y aguaribayes", explicó el funcionario, al tiempo que recordó que con el plan verde se planea plantar 10.000 árboles"

En el caso de las plazas, los árboles que sean talados o arrancados serán reemplazados por "abedules, paraísos sombrilla y ciruelos de jardín". Para defender la estrategia, Cides dijo que hace un par de años se encaró un plan para curar los olmos, pero "fracasamos estrepitosamente, se taladraron árboles y se les colocó una pastilla para frenar a la vaquita del olmo, pero no sirvió de nada".


Comentarios


Poda y mutilación intensivas en Neuquén capital