Polémica por la nueva ley de alquileres en CABA

Los inquilinos no pagarán más comisiones inmobiliarias. Se busca reducir el impacto económico sobre miles de familias. Los corredores advierten que podría subir el precio de los alquileres.



Datos

Uno de los trámites más estresantes por los que debe atravesar una persona de edad promedio, es alquilar una casa para vivir.

El escollo más grande es el dinero. En la operatoria habitual, para ingresar a un inmueble se solicita un mes de adelanto, un mes de depósito y un mes de comisión. Este último, en general es el equivalente a un 4% del valor total del contrato. La suma es considerable, y muchas veces está lejos del alcance del bolsillo.

El Poder Ejecutivo de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires decidió recoger el guante, y a fines de julio envió a la Legislatura una iniciativa para modificar la Ley 2340 que rige a los corredores inmobiliarios de la ciudad y regular así el cobro de comisiones inmobiliarias, y alivianar el impacto económico a los inquilinos. El último jueves, la iniciativa se convirtió en ley, y las voces a favor y en contra de la nueva normativa, no tardaron en aparecer.

Se estima que en Buenos Aires un 35% de la población alquila, con lo cual los cambios beneficiarían a unas 400.000 familias. Si bien la norma afecta solo a la ciudad, los resultados son observados con atención en todo el país, por el posible efecto dominó que pudiera tener lugar en la legislación del resto de las provincias.

Las novedades que introduce la modificación aprobada al artículo 11 de la citada ley, son cuatro.

La primera se relaciona con las comisiones que surgen de una operación de alquiler. El nuevo texto expresa que “en las locaciones de inmuebles con destino habitacional, queda (a los corredores) expresamente prohibido requerir, mediante cualquier forma de pago, comisiones inmobiliarias y honorarios por la intermediación o corretaje a locatarios”. Agrega que “en los casos de locaciones de inmuebles con destino habitacional, el monto máximo de la comisión a cobrar será el equivalente al 4,15% del valor total del respectivo contrato, a cargo del locador”. En pocas palabras, se prohíbe el cobro de comisiones inmobiliarias al inquilino. Dicho gasto deberá ser afrontado por el propietario.

La segunda guarda estrecha relación con el espíritu de la primera. Establece que las inmobiliarias no podrán trasladar al inquilino el costo de las gestiones administrativas y gastos propios del contrato de alquiler. Se trata de ítems como el sellado o la certificación de firmas del garante.

Un tercer cambio, impone a las inmobiliarias la obligación de dar a publicidad, tanto en sus locales como en sus sitios web, los derechos de los inquilinos que surgen de la nueva normativa.

Por último, se establece la creación de una nueva oficina del Instituto de la Vivienda de la Ciudad (IVC), que dará asistencia profesional gratuita, tanto a los potenciales inquilinos como a los propietarios.

Tras la aprobación, el titular del IVC, Juan Maquieyra expresó “Este es un primer paso para lograr que sea más fácil, seguro y barato alquilar en la Ciudad. Estimamos que con esta medida, el costo de entrada para alquilar una vivienda va a bajar entre un 25% y 30%, y eso va a hacer que los inquilinos no necesiten juntar tanta plata para entrar”.

En la vereda opuesta, el sector que nuclea a los corredores inmobiliarios puso el grito en el cielo por lo que consideran una medida que cercena de manera directa la libertad de trabajo de los profesionales. Indican además que no fueron convocados a una mesa de diálogo para debatir sobre las modificaciones a la ley.

“Hasta el momento, el inquilino abonaba el 4,15% y el propietario pagaba la mitad o el 4,15% dependiendo del acuerdo. Como ahora la ley fija que no se puede cobrar más del 4,15%, esto implicará una reducción del 50% en los ingresos de las inmobiliarias. Habrá un traslado al precio locativo, por ejemplo un alquiler de $ 7.000 va a pasar a $ 7.500 porque el propietario va a querer recuperar eso que pagó”, explicó el presidente del Colegio Profesional Inmobiliario (Cucicba) Héctor D’Odórico.

Una medida que atiende un reclamo histórico de los inquilinos, pero que deja varios cabos sueltos en la totalidad de la relación contractual.

Ley de alquileres CABA

Las claves

“Se contraerá la oferta de alquileres, crecerá el déficit habitacional y se perjudicará al inquilino a quien se quiere proteger”.

Mario Gómez

Secretario

Cucicba

Datos

Las familias beneficiarias de la nueva ley. En la capital alquila el 35% de la población. Un ratio similar se registra a nivel país.
400.000
El porcentaje por comisión inmobiliaria que deberán pagar ahora los propietarios.
4,15%
Una medida que atiende un reclamo histórico de los inquilinos, pero que deja varios cabos sueltos en la totalidad de la relación contractual.
La normativa aprobada la semana pasada, prohíbe el cobro de comisión inmobiliaria al inquilino. El costo de la misma debe ser afrontado íntegramente por el propietario.
Los sellados y las certificaciones de firmas de garantes, tampoco podrán ser cargados al costo abonado por el inquilino.
Las inmobiliarias serán las encargadas de dar a publicidad en locales y sitios web, acerca de los nuevos derechos de los inquilinos.
Se crea una oficina especializada, que brindará asesoramiento profesional gratuito a inquilinos y propietarios.
Por la representatividad del distrito federal, la aplicación de los cambios es observado con atención en el resto de las provincias, mientras aun está pendiente el debate sobre la Ley de Alquileres a nivel nacional.
“Se contraerá la oferta de alquileres, crecerá el déficit habitacional y se perjudicará al inquilino a quien se quiere proteger”.

Comentarios


Polémica por la nueva ley de alquileres en CABA