Murió un adolescente que recibió un disparo por la espalda en una persecución policial en Chubut

El joven de apenas 16 años se encontraba internado desde el pasado 18 de abril, cuando fue baleado en una intervención policial. Avanza la figura de "gatillo fácil" en la causa.

Un adolescente de 16 años que permanecía en terapia intensiva y con daño cerebral desde el marte 18 de abril cuando recibió un disparo por la espalda en medio de una persecución policial en Comodoro Rivadavia, Chubut, murió este miércoles en el hospital regional de esa ciudad, informaron fuentes médicas.

El joven se encontraba internado desde hacía más de una semana como consecuencia de un impacto de bala en su nuca, que luego salió por su clavícula. El disparo se produjo en el contexto de un presunto caso de violencia institucional en el pasaje «Las Rosas», en el barrio San Martín de la ciudad chubutense.

Fue allí, que de acuerdo a la información policial, el adolescente había sido localizado «herido de arma de fuego y consciente«.

Sin embargo, tras los primeros avances de la investigación posterior, el fiscal general de la provincia, Juan Carlos Caperochipi, aclaró en diálogo con la prensa que los hechos eran «muy diferentes» a los relatados por la fuerza.

La versión del Ministerio Público Fiscal señala que al joven lo persiguieron y lo balearon por la espalda, en sintonía a lo que relataron los vecinos del sector. Por esa razón, empezó a cobrar fuerza en la causa la figura de «gatillo fácil» por parte de los efectivos que encabezaron el operativo.

Por su lado, la propia Policía de Chubut ordenó la desafectación preventiva de los cuatro suboficiales de la seccional séptima que intervinieron en el hecho, con el objetivo de no entorpecer el proceso de investigación.


El dolor y el pedido desesperado de la madre del joven


Conmovida, la madre del chico fallecido difundió en redes sociales un desesperado pedido de colaboración a la población comodorense, para que se brinde más información y detalles de los sucedido con su hijo.

«Yo recibí el domingo a la madrugada (de la semana pasada) una llamada que decía que mi hijo lo encontró la policía tirado y desangrando en el barrio San Martín» , relató, y añadió: «La policía intervino con falsas declaraciones, siendo ellos los autores del hecho porque recibió un balazo en la cabeza y rogamos que se siga investigando para que salte todo a la luz.»

Fuentes de la fiscalía revelaron a la agencia Télam que los suboficiales involucrados no habían quedado detenidos, debido a que se esperaba más evidencia para exponer en la audiencia de apertura de investigación, así como también la declaración de la propia víctima, que lamentablemente no se producirá.

La muerte del menor agrava la situación de los policías, particularmente de uno de ellos que es al que se considera autor del disparo mortal.

Fuente: Télam

Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Ver Planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora