Alberto Fernández le dio épica al gasoducto con un acto para aglutinar la interna

El presidente pidió que la obra se haga “cuanto antes” y defendió la decisión “valiente” de Cristina Fernández para retomar el control accionario de YPF. Hubo un fuerte respaldo de la industria que llevó a sus principales referentes a Loma Campana. “Vaca Muerta está más viva que nunca”, fue el mensaje.





Un clima hostil, pero un anuncio positivo en medio de un contexto difícil y con internas en el Frente de Todos, trajo al presidente Alberto Fernández de vuelta a Vaca Muerta para el lanzamiento político del gasoducto Néstor Kirchner. El jefe de Estado hizo propia la muletilla que en Neuquén se escucha desde el gobierno de Jorge Sapag y afirmó que la formación no convencional «está más viva que nunca».

Al acto que se realizó ayer en Loma Campana, el yacimiento insignia de YPF, llegó acompañado de buena parte del funcionariado energético, inclusive de quienes habían mostrado cortocircuitos por las políticas del sector, en un intento de mostrar unidad en la agenda. Más que hacer énfasis en los detalles de la obra -ni siquiera se dio una fecha precisa para el llamado a licitación- el evento sirvió para destacar la decisión «valiente» de la expresidenta Cristina Fernández de recuperar el control de YPF con la expropiación del 51% de las acciones.

La efemérides se sumó al aniversario de un siglo que cumple en este 2022 la petrolera nacionalizada, a la que Fernández definió «de corazón radical» en su nacimiento, pero que «después se hizo del corazón de toda la argentinidad». «Estamos celebrando los 100 años de YPF, los diez años desde que recuperamos que la Argentina volvió a recuperar la soberanía en el control energético y estamos celebrando que Vaca Muerta está más viva que nunca», afirmó Fernández.

El presidente llegó a Neuquén capital minutos después del mediodía, una hora después de lo previsto. En el Tango 04 lo acompañó parte de su comitiva como el jefe de Gabinete, Juan Manzur, y en la pista del aeropuerto Presidente Perón lo recibieron, entre otros, el gobernador Omar Gutiérrez y el secretario de Energía de la Nación, Darío Martínez.

En el acto en Loma Campana tuvo un rol protagónico el gobernador de Buenos Aires, Axel Kicillof, quien fue uno de los cinco oradores. «Fíjense, se llama Néstor Kirchner el gasoducto, Cristina recuperó la soberanía, Máximo fue quien llevó adelante el aporte de las grandes fortunas que es parte de la inversión y Alberto toma la decisión de que esto se construya», resumió sin dejar a (casi) ningún protagonista afuera.

Fue Gutiérrez el único que llevó el nombre de Jorge Sapag al acto, al recordar que, cuando se comenzó a hablar de Vaca Muerta, se los ponía «en ridículo diciendo que no tenía porvenir y futuro». También hizo un comentario semidirigido a Kicillof al referirse a sí mismo como «el presidente de la Ofephi», organización que el bonaerense aspiraría a conducir.

El titular de YPF, Pablo González, saluda al presidente Alberto Fernández previo al acto. Foto: Matías Subat.

El Movimiento Popular Neuquino hizo poco por apropiarse del acto, en buena medida para evitar entrometerse en una interna que le es ajena. No participó el vicegobernador Marcos Koopmann, tampoco el diputado nacional Rolando Figueroa y el único miembro del gabinete que asistió fue Alejandro Monteiro, el ministro de Energía.

Sí estuvieron referentes de las principales petroleras del país y la zona, como el caso del presidente del grupo Pan American Energy, Alejandro Bulgheroni, y el CEO de la operadora, Marcos Bulgheroni; el gerente de Operaciones de Shell, Sebastián Regis; el country chair de Wintershall DEA, Manfred Boeckmann; y el director regional de Tecpetrol, Martín Bengoechea, entre otros.

También, y con arenga mediante, llegaron todos los secretarios generales de los gremios petroleros, luego de que se postergara la continuidad de la mesa paritaria para el martes. Darío Martínez fue uno de los que mayor esmero puso en mencionarlos e incluso se tomó fotografías con todos antes de que llegara el jefe de Estado.

El presidente reclamó a las empresas que «pongan todo su empeño » para que el gasoducto se haga «cuanto antes» pues aseguró que «no hay posibilidad de que el país se desarrolle sin industria, ni que la industria crezca sin energía, ni que esa energía salga de otro lugar que de suelo argentino».

Antes de volver hacia Buenos Aires, Fernández recorrió un plan de viviendas en el oeste de la capital y entregó carpetas del plan Procrear.

La obra más importante de transporte de gas de los últimos 40 años. No hubiese sido posible sin el Plan Gas Ar”.

Darío Martínez, secretario de Energía de la Nación.

Un encuentro «correcto» con las comunidades mapuches


El reclamo de las comunidades mapuche se desactivó el miércoles por la noche con el compromiso de un encuentro mano a mano con el presidente Alberto Fernández, algo que ocurrió apenas arribó a Neuquén durante el mediodía.

«Usted, como autoridad máxima del Estado, debe acompañar y garantizar derechos básicos y necesarios como salud, agua y un ambiente sano. También obligaciones que le indica la Constitución, el derecho internacional y el fallo reciente de la Corte Suprema de abril del 2021. Este fallo le exige cumplir con la aplicación de la consulta indígena en todo proyecto que afecte nuestra vida cultural comunitaria. De no ser aplicado, Vaca Muerta o el ducto a inaugurar será una obra ilegal», le planteó el werken de la zonal Xawvnko, Gabriel Cherqui, en la nota que le entregó.

Fernández se refirió escuetamente al encuentro durante un contacto que mantuvo con la prensa al regresar a la capital para recorrer un plan de viviendas. «Fue una presentación muy correcta, donde nos pidieron simplemente que escuchemos su opinión cuando iniciemos obras como las del gasoducto», explicó.

Según Cherqui, también le entregaron «una advertencia», con una copia del convenio de la Organización Internacional del Trabajo que establece la consulta previa «para que se empiecen a cumplir» sus derechos.
También le acercaron un informe ambiental y la declaración del fiscal de Delitos Ambientales, Maximiliano Breide Obeid, que, según plantearon hace mención al «grave perjuicio para las futuras generaciones que va a ser Vaca Muerta».

El encuentro de Gutiérrez y Cherqui en el aeropuerto, a la espera del presidente. Foto: Florencia Salto.

El presidente de Integración Energética Argentina (Ieasa), Agustín Gerez, la firma que tendrá a su cargo la licitación y ejecución del gasoducto Néstor Kirchner, aseguró tras el acto en Loma Campana que serán «muy respetuosos de las diferentes comunidades que se vayan encontrando a lo largo de la traza».

«Eventualmente trabajaremos en conjunto con ellos en el marco de nuestros programas de plan de gestión ambiental para ir resolviendo los diferentes frentes de conflicto que se vayan dando. No tuve la posibilidad de reunirme con ellos, pero me hubiera encantado», señaló.

Durante el acto no hubo ninguna mención a las comunidades, cuyos representantes fueron recibidos en el aeropuerto Presidente Perón, previo a la llegada del presidente, por el gobernador Omar Gutiérrez.
El mandatario fue uno de los que intercedió el miércoles a la noche para desactivar la protesta y facilitar la reunión.

El ajuar, el casco y otras perlitas


Regalo: El gobernador Omar Gutiérrez le obsequió al presidente Alberto Fernández un ajuar de bienvenida para su hijo Francisco. «Te lo brinda el pueblo de Neuquén para felicitarte por tu continuidad como padre en la vida», le dijo. Tenía una manta recibidora de algodón, un body, un pijama largo, un cardigan y un sonajero con forma de osito. «A mí me queda chico», bromeó el jefe de Estado.

«Esta arenilla»: El viento prometió y cumplió. Las ráfagas azotaron con fuerza en Loma Campana, pese a que el día había comenzado calmo. No hubo forma de contener cabelleras, costaron los discursos y las sillas plásticas se volaron en más de una oportunidad. Los propios invitados se ocuparon de apilarlas ni bien terminó el evento para evitar el efecto arrastre.

El casco: El diputado Mariano Mansilla se fue con un casco histórico de un obrero de El Chocón para mostrárselo al presidente e intentar conmoverlo con la recuperación de las represas para las provincias. Consiguió un «dale» cuando el diputado le pidió que analice el proyecto de ley para crear una empresa mixta entre la Nación, Neuquén y Río Negro.

Arenga: «En cualquier momento presentamos la fórmula», fue la broma del secretario general de Petroleros, Marcelo Rucci, al ingresar al acto. En el portón, su gente vitoreó «la provincia es nuestra».


Comentarios

Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
Alberto Fernández le dio épica al gasoducto con un acto para aglutinar la interna