Juicio político a la Corte: el oficialismo logró obtener dictamen, pero no hay votos para avanzar

La Comisión de Juicio Político de la Cámara de Diputados logró firmar un dictamen en contra de los cuatro integrantes del máximo tribunal de Justicia. Cuáles son las causales del pedido de destitución de Horacio Rosatti, Carlos Rosenkrantz, Juan Carlos Maqueda y Ricardo Lorenzetti.

El juicio político a los integrantes de la Corte Suprema culminó este martes con la etapa de investigación y acusación. El bloque del Frente de Todos logró la firma del dictamen donde se formalizaron los cargos por mal desempeño contra los jueces Horacio Rosatti, Carlos Rosenkrantz, Juan Carlos Maqueda y Ricardo Lorenzetti.

Para avanzar con la destitución de los magistrados, el oficialismo ahora debería lograr una mayoría de dos tercios en el recinto.

Sin embargo, dado que tanto Juntos por el Cambio como La Libertad Avanza rechazan las acusaciones, y entienden que se trató simplemente un intento de “presionar” al Poder Judicial, no hay posibilidades de que el proceso continúe durante los próximos dos años.

A lo largo de casi un año, el oficialismo hizo valer su mayoría en la Comisión de Juicio Político (16 votos) para buscar pruebas e interrogar a más de 60 testigos. Por eso, esta semana era la última en la que podrían firmar el dictamen ya que a partir de la renovación del 10 de diciembre posiblemente pierdan la mayoría.

A pesar del impulso inicial, el Frente de Todos frenó el proceso en la recta final de la campaña electoral para no generar “ruidos” que afectaran las posibilidades del candidato Sergio Massa. De hecho, la fecha límite para firmar el dictamen fue pospuesta gracias a la prórroga de las sesiones ordinarias. Así el oficialismo evitó dictaminar tres días antes del balotaje.

“El oficialismo pretende obtener un dictamen de mayoría y así van a tratar de tenerlos a los jueces de la Corte en la parrilla un año más, para acicatear que el máximo tribunal tiene un proceso de juicio político pendiente”, señaló el jefe del bloque radical Mario Negri y aseguró que el proceso “va a ser recordado como el juicio político más bochornoso que se haya tenido”.

Por su parte, el oficialista Leopoldo Moreau defendió la investigación: “Está claro que nos está vedado realizar un análisis jurídico de las sentencias pero sí nos está permitido analizar si las sentencias se han transformado en un objeto o instrumento de una grave desviación de poder. A nosotros no nos cabe duda de esa grave inconducta”.


Cuáles son las causales del juicio político a la Corte


De las 14 causales investigadas para acusar a los jueces de la Corte, finalmente quedaron en pie solo cuatro: el fallo por la coparticipación a favor del gobierno de la ciudad de Buenos Aires, el fallo que definió la composición del Consejo de la Magistratura, la resolución de 2017 que avaló el cómputo del 2×1 para los delitos de lesa humanidad y la presuntas irregularidades en la administración de la Obra Social del Poder Judicial.

– Causa “Consejo de la Magistratura”. Jueces acusados por mal desempeño: Rosatti, Rosenkrantz, Maqueda.

El oficialismo apuntó contra Rosatti por haberse ungido como presidente de la Corte por el “autovoto” y por haber intervenido en un caso cuya sentencia “lo beneficiaba personalmente al colocarlo “ipso iure” en la presidencia del Consejo de la Magistratura”.

Además le atribuyó, al igual que a los demás jueces de la Corte, la decisión de resucitar una ley derogada para modificar la integración del cuerpo “ejerciendo facultades legislativas que la Constitución ha asignado al Congreso de la Nación” y haberle otorgado a ambas cámaras legislativas un plazo “de imposible cumplimiento” para que sancione una reforma de la ley del Consejo de la Magistratura. A juicio de los oficialistas, el propósito de la Corte fue cooptar el control de este cuerpo.

– Causa “Coparticipación”. Fallo cautelar por recursos de transferencias no federales en materia de seguridad de la Nación a la ciudad autónoma de Buenos Aires. Jueces acusados por mal desempaño: Rosatti, Rosenkrantz, Maqueda y Lorenzetti.

Al juez Rosatti le imputó no haberse excusado causa cuando, a su juicio, era su obligación “a efectos de evitar la sospecha y el cuestionamiento de imparcialidad en atención a los vínculos de íntima confianza entre el Director General de la Vocalía, Silvio Robles con el Ministro de Justicia y Seguridad de la CABA, (Marcelo D’Alessandro)”.

También le imputó, al igual que a los otros tres jueces del tribunal, el haber violado el orden jurídico vigente “desconociendo el sistema federal de gobierno”, como así también el hecho de incurrir en “la vulneración del sistema republicano federal, equiparando el rango de la CABA al de una provincia” y el haber desconocido el costo presupuestario que implicaba este fallo.

– Causa “Beneficios a genocidas”: Jueces acusados: Rosatti y Rosenkrantz

Se les atribuye el haber incumplido el orden jurídico, los tratados internacionales vigentes y no convocar a la comisión Inter poderes, creada para seguir las causas sobre lesa humanidad. Les imputan, además, el haber apurado un fallo para garantizar la continuidad de la exjueza Elena Highton de Nolasco en la Corte y, así, alcanzar la mayoría.

– Causa “Irregularidades de la obra social del Poder Judicial de la Nación. Juez acusado: Juan Carlos Maqueda

Al magistrado se lo acusa de haber incurrido del deber de fiscalización de la obra social y de desvío de poder en el ejercicio de supervisión afectando el derecho a la salud de los afiliados. en clara violación de la normativa. También se lo responsabiliza por haber abdicado a su función de supervisión sobre los aspectos patrimoniales, contables y financieros con grave perfuiio en la norma y eficiente prestación del servicio de salud.

Con información de Infobae y La Nación


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios