Exclusivo Suscriptores

Los ministros de Figueroa que fueron más aplaudidos y los cinco nuevos secretarios

El gobernador Rolando Figueroa tomó juramento a sus ministros y secretarios. Dijo que aún falta designar presidentes de empresas públicas y subsecretarios. El diagnóstico de los números en rojo que dejó la gestión de Omar Gutiérrez.

El juramento de los 11 ministros del gabinete del gobernador Rolando Figueroa presentó ayer algunas sorpresas con designaciones a nivel secretarios: Claude Staicos (Prensa y Comunicación), Miryam Abojer (Cultura, Inclusión y Gestión Comunitaria), Natalia Fenizi (Género), Tania Coletti (Obras Públicas) y Luis Marcelo Lazcano (Empresas Públicas).

Después de asumir en la Legislatura, Figueroa se dirigió a la Casa de Gobierno, en cuyo Salón de Acuerdos se realizó el traspaso de mando por parte de la gestión saliente de Omar Gutiérrez. Tras ese trámite se dirigió al auditorio donde tomó juramento a su gabinete.

El espacio, incluyendo el patio, estaba repleto de familiares y militantes. Los más aplaudidos fueron Julieta Corroza quien estará al frente de Desarrollo Humanos, Gobiernos Locales y Mujeres y en segundo lugar fue Jorge Tobares quien estará a cargo de la cartera de Gobierno.

Juraron cen cargos ministeriales: Jefatura de Gabinete: Juan Luis Ousset; Gobierno: Jorge Tobares; Educación: Soledad Martínez; Economía, Producción e Industria: Guillermo Koenig; Trabajo y Desarrollo Laboral: Lucas Castelli; Desarrollo Humano, Gobiernos Locales y Mujeres: Julieta Corroza; Salud: Martín Regueiro; Seguridad: Matías Nicolini; Infraestructura: Rubén Etcheverry; Turismo: Gustavo Fernández Capiet; y Energía: Gustavo Medele.

Se sumaron diez secretarios: Santiago Nogueira (Ambiente), Juan Peláez (Producción e Industria) Rubén García Cevallos (Juventud y Deportes), Luciana Ortiz Luna (Emergencias y Gestión del Riesgo), Claude Staicos (Prensa y Comunicación), Miryam Abojer (Cultura, Inclusión y Gestión Comunitaria), Natalia Fenizi (Género), Tania Coletti (Obras Públicas) y Luis Marcelo Lazcano (Empresas Públicas).


Faltan subsecretarías y directores de empresas


Figueroa insistió que se redujo la planta política como una forma de dar el ejemplo de lo que se está planteando en términos sociales, adelantó que hoy va a promulgar la ley de becas que aprobó en un trámite rápido la Legislatura saliente. También indicó que en caso de que el presidente Javier Milei haga una convocatoria a los gobernadores en los próximos días será de la partida.

El gobernador adelantó que «paulatinamente iremos incorporando alguna subsecretaría, gerencia de empresas» a la vez que puso de relieve que se le dio cargo político a integrantes de la administración pública con experiencia. «Lo importante es jerarquizar al empleado de carrera, que tiene los conocimientos, y vamos a achicar muchísimo la planta política, eso es lo que se viene para Neuquén«, dijo.

Recomendó ser prudente con las palabras al ser consulado sobre el recorte que dibujó en su primer discurso: «Siempre vamos a respetar los derechos adquiridos pero a los abusos, no es que los vamos a recortar, sino que los vamos a sacar de cuajo, todas las prácticas que se han enviciado en el Estado neuquino«.

Reiteró que uno de esos abusos es el alquiler de camionetas para funcionarios, «mientras la gente como los técnicos que tienen que ir al campo no tiene», el doble empleo en el mismo horario, empleados públicos que cobran planes sociales, planes sociales que son manejados por intermediarios.

Diario Río Negro le preguntó al gobernador cómo era su relación con el Poder Judicial en función de que para cortar con esos problemas es probable que deba recurrir a la Justicia. «Es buena, han entendido qué es lo que le pasa a Neuquén con la transparencia de los números«, dijo y sumó: «En Neuquén hay una cláusula para los egresos y otra para los ingresos que nos castigó mucho la macroeconomía, fue la tormenta perfecta. Es buena la relación con el Poder Judicial, han entendido, y vamos a trabajar mucho para corregir los abusos«.

Tras manifestar su preocupación por los recortes en las obras públicas, planteó la necesidad de infraestructura para Vaca Muerta bajo el concepto que si la formación es exitosa ese resultado se traslada al país. «No hay un proyecto que funcione si no tiene sustentabilidad social y ésta se da de la mano de la inversión en infraestructura, y creo que eso lo van a entender los funcionarios nacionales cuando hablemos con ellos, adolecemos de la falta de infraestructura, hay que trabajar en gestión», dijo el recientemente asumido mandatario.

Rescató el trabajo del gobernador saliente y describió los números: En 2024, la provincia debe hacer frente a vencimiento de deuda por 300 millones de dólares de una deuda consolidada de 1.170 millones de dólares. El Instituto de Seguridad Social del Neuquén tiene un déficit de 70.000 millones de pesos, transferencias a municipios deficitarios de 100.000 millones de pesos y una deuda flotante de más de 30.000 millones de pesos. «No está cuantificada y creo que va a ser mucho más», afirmó.

«Si se toma la caja del mes de noviembre, la entrada y la salida, arroja un déficit de 20.000 millones de pesos», recalcó a la vez que aclaró que los neuquinos tienen una tierra con recursos y potencialidad «no somos una provincia rica, hay que extraer los recursos».

Puntualizó que en planes sociales se gasta por año unos 2.200 millones de pesos por año, en cuya distribución existe demasiada intermediación: El 66% está manejado por punteros políticos. «Esos intermediarios extorsionan o al Estado, o al humilde o al trabajador, hay que desnudar quien es quién», evaluó.


Comentarios