Exclusivo Suscriptores

Martini cree en las PASO para la «reconstrucción» del PJ de Río Negro

La presidenta del bloque del Frente de Todos entiende que las candidaturas a Diputados deben salir de las Primarias. Habló del “avance de la derecha” y de la “fragmentación del peronismo”.

Para María Eugenia Martini, presidenta del bloque del Frente de Todos, la elección de Río Negro arrojó un «avance de la derecha» y «la fragmentación peronista» mientras recordó su vaticinio del año pasado en relación a que el senador Alberto Weretilneck, «tras desguazar a la UCR, venía por el peronismo y tuvo éxito».

Explicó el crecimiento de «la derecha» en la sumatoria de Cambia Río Negro (Aníbal Tortoriello) y Primero Río Negro (Ariel Rivero). «Ocurrió lo contrario» -remarcó- al argumento de «combatir la derecha» planteado por el senador Martín Doñate para su acuerdo con JSRN.

Admite culpas internas. «El peronismo tuvo su responsabilidad de dividirse, no haber logrado la unidad y restar representatividad en la Legislatura», entendió.

Las dos propuestas electorales con peronistas opositores sumaron el 15%: Vamos con Todos, con Silvia Horne (10,5%) y Unidad para la Victoria, con Gustavo Casas (4,6%). La lista Nos Une Río Negro, que lideró el PJ, aportó un 11% a la fórmula de Weretilneck-Pedro Pesatti.

Martini pregonó la unidad aunque, definido el quiebre, adhirió a Vamos con Todos, de Horne.

En su análisis, la legisladora habló de un «fuerte decrecimiento de Juntos Somos Río Negro», precisando que en el 2019 logró «casi un 54%» mientras que en abril llegó con su lista al 31,3%. Pero, la barilochense expresó su preocupación frente a la gente que advierte que «la política no está resolviendo sus problemas» y, además, detecta las «fuertes disputas internas en los partidos», con «dirigentes que van de un lado al otro, como si nada, como lo que paso con Nos Une, venían criticando todo y pegan un salto para sostenerse en el poder».

-P: ¿Cómo se reconstruye el peronismo?.

-R: «En la reconstrucción será importantísimo el año que viene cuando venzan los mandatos del Consejo del Partido y se podrán hacer a elecciones internas para la renovación, que es lo que venimos reclamando, y serán los afiliados quienes decidan. El martes, el PJ rionegrino no tuvo representantes en el Congreso partidario nacional porque tienen vencidos sus mandatos. También está la vía de la intervención, ya pedida al presidente y titular del Partido».

-P: ¿Próximamente habrá que resolver candidaturas nacionales?.

-R: «Sí, esperemos el proceso nacional, pero las PASO es lo más interesante para la resolución de las candidaturas presidenciales y a Diputados para la Provincia ya que hay compañeros y expresiones que quieren ser candidatos. Sería una muy buena forma si no hay acuerdo. Una reflexión por la renuncia de Cristina a su candidatura: muestra su altura y enseñanza, se corre de un cargo electivo, da un paso al costado, para conducir desde otro lugar».

-P: ¿En la “reconstrucción” qué se debe priorizar?.

-R: «El peronismo que tiene territorio debe participar en la definición de la representación nacional, a partir de resultados muy importantes, como el triunfo de María Emilia Soria en Roca con el 60%. Vamos a tener fuerza y posibilidad de discusión que no pudimos tener en las localidades, pues lo más triste fue que no pudimos competir por nuestro sello».

-P: ¿El candidato a diputado debe ser de Roca?.

-R: «No. Menciono a Roca por su relevancia, pero debe que ser el mejor candidato/a que represente al proyecto político. Fue el núcleo de la resistencia del peronismo que no se sumó al acuerdo con el oficialismo, como también Pablo Barrero en Viedma o Daniela Salzotto en Catriel. El triunfo en Chimpay también fue importante, con el esfuerzo que significa enfrentar la adversidad absoluta de los oficialismos. Así se marcará lo que va a hacer el proceso de reconstrucción».

-P: ¿Pronóstico del próximo gobierno de Weretilneck?.

–R: «Será -lamentablemente- un gobierno mediocre. Por qué ahora modernizaría el Estado cuando no lo hizo durante los ocho primeros años. No le va a dar -fundamentalmente- a la Provincia aquello que es el gran desafío, es decir, que Río Negro tenga un vuelo diferente y, por ejemplo, en lo productivo».

El peronismo tuvo su responsabilidad en dividirse, no haber logrado la unidad y restar representatividad en la Legislatura”.

María Eugenia Martini, presidenta del bloque del Frente de Todos.
Foto: Marcelo Ochoa.

El proceso de Bariloche y la defensa de la gobernadora


Martini consideró que el proceso electoral de Bariloche «tendrá también una importante fragmentación», reflejo de lo ocurrido en lo provincial, y habló que existirá «una expresión peronista que no está atada a Juntos Somos Río Negro».

Entendió que el cuadro definitivo se resolverá a partir de la discutida candidatura de Arabela Carreras, es decir, «si va por JSRN o si va por fuera. Hay una discusión fuerte entre ella y el senador Alberto Weretilneck. Lo más importante acá es la transición donde se advierte que no hay demasiada colaboración».

La legisladora coincidió que parte de las críticas a la mandataria se origina en razones de género. «Jamás (Gustavo) Genusso le hubiera dicho a Weretilneck lo que le dijo a Carreras. No se hubiera animado a levantarle la voz y, sobretodo, en algo tan legitimo, como querer ser intendenta». Aludía a la reacción del jefe barilochense cuando la gobernadora habló de su postulación local.

– P: ¿Las coincidencias con Carreras llegan solo a eso o pueden confluir en una propuesta conjunta para Bariloche?.

– R: «No. Tengo coincidencias en determinadas miradas, como en cuestiones de género, pero no hay un proceso de ‘un gran acuerdo’, como el establecido entre Weretilneck y Doñate. Siempre he tenido diálogo y me ha resultado accesible poder discutir con ella».

– P: En diciembre concluye su mandato. ¿Y después?.

– R: «Estaré en la reconstrucción del peronismo y en un proyecto político provincial, como una militante y dirigente».


Su inicio en la política con su padre concejal


Recuerda sus inicios políticos acompañando a su padre Oscar, concejal en Bolívar.

En el 2007 juró como titular de Acción Social de Bariloche (era la gestión de Alberto Icare y Carreras integraba también el equipo municipal).

Ascendió a la presidencia del Concejo en el 2011 y, con la renuncia de Omar Goye, sería intendenta en el 2013. Perdió la elección del 2015 y no logró seguir. En el 2019 fue electa legisladora por cuatro años.


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Comentarios

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Ver planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora