Río Negro no recibió el pago del Fondo de Incentivo Docente y preocupa a los gremios el impacto en salarios

El dirigente de Ctera y CTA de los Trabajadores denunció esta situación. Dijo que el aporte es de más de 1.031 millones para la provincia y el gobierno de Javier Milei no hizo la transferencia en enero.

La provincia de Río Negro es una de las afectadas por la falta de transferencia del Gobierno nacional de los 1.031,6 millones de pesos del Fondo Nacional de Incentivo Docente (Fonid) en enero lo que -según advierten desde la Central de Trabajadores de la Educación- impactará en los salarios de bolsillo de los docentes el próximo mes.

La situación fue denunciada públicamente por Jorge Molina, secretario general de la CTA de los Trabajadores en Río Negro y secretario de Asuntos Previsionales de Ctera, quien señaló la “preocupación”.
Molina puntualizó a diario RÍO NEGRO que “hay algunas provincias que aparecen con el fondo devengado pero con pago cero, como es el caso de Río Negro”. Ese aporte asciende a 1.031,6 millones de pesos.

El Fonid surge de un aporte del impuesto automotor con asignación específica y cada docente en la provincia recibe una suma fija que oscila en los 2.250 pesos por cargo y que también tiene impacto con cada acuerdo de recomposición salarial, según explicó el dirigente gremial.

“Hay provincias que les depositaron y otras que no, eso nos preocupa, no sabemos si es una forma de ejercer presión a algunos gobiernos y esto puede impactar en el salario de febrero que los docentes cobrarán en el mes de marzo”, indicó Molina.

El referente de Ctera dijo que el impacto del Fonid, que aparece en los recibos de sueldo de los trabajadores de la educación como un ítem específico, es mayor con los salarios más bajos.

La falta del fondo Fonid y la duplicación del aporte al Ipross, atado a que no hubo recomposición salarial desde el 8,3% de noviembre, genera una pérdida importante en el salario docente”, acotó Adriana Lizaso, secretaria general de Unter Bariloche.

El caso de los aportes de Ipross está vinculado a un cambio en la fórmula para realizar los aportes que a partir de enero se aplica con el salario completo, incluyendo las sumas no remunerativas. Para los docentes el incremento del aporte a la obra social es del doble, según indicó la dirigente de Unter.

Molina también sumó este punto como un “retroceso” para el bolsillo de los docentes. “Si bien es necesario que se incremente el aporte a la obra social, debe haber una compensación en los salarios”, deslizó.

El secretario general de CTA Río Negro indicó que otro financiamiento nacional que preocupa es el fondo para refacciones edilicias que llega de Nación y que administran las provincias y el equipamiento para escuelas técnicas.


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios