Sergio Massa hoy buscará dar una demostración de fuerza para intentar evitar el choque interno

El ministro de Economía, sobre el que ayer hubo rumores de renuncia, presidirá este sábado el congreso del Frente Renovador. Buscará presionar al Presidente para que baje la candidatura de Daniel Scioli y evitar que el Frente de Todos confronte en las PASO.

Entre amenazas de renuncia, Sergio Massa juega sus últimas cartas para tratar de doblegar al presidente Alberto Fernández y evitar una contienda del Frente de Todos (FDT) en las elecciones primarias, y este sábado impulsará su posición con una demostración de fuerza al encabezar el Congreso Nacional del Frente Renovador.

Aunque la gran expectativa es que allí devele cuál será su rol en la próxima contienda electoral, en su espacio advirtieron que las definiciones podrían demorarse aún más ante el indescifrable armado proselitista en la coalición de gobierno.

En el Frente Renovador llevaron al extremo los mensajes para que Daniel Scioli baje su precandidatura presidencial y que el elegido del FDT surja por consenso, donde está claro que se impondrá la voluntad de los sectores mayoritarios identificados con Massa, Cristina Kirchner y los gobernadores peronistas.

La referente massista y presidenta de la Cámara de Diputados, Cecilia Moreau, rompió el cauto silencio que suele predominar en las negociaciones a contrarreloj para resolver dilemas electorales y salió públicamente a plantear que el ministro de Economía podría renunciar.

En declaraciones a Radio La Red, Moreau consideró que la intransigencia de los aspirantes presidenciales amparados por el presidente Fernández podría forzar una “reconfiguración política del gobierno”. Y, cuando le consultaron si ello implicaba la salida de Massa, contestó: “No lo descarto, tampoco lo quiero afirmar, pero lo veo en un nivel de hartazgo importante”.

“Suena a una amenaza”, reconoció en declaraciones a C5N el ministro de Seguridad, Aníbal Fernández, quien se sumó a las gestiones para apuntalar la carrera de Scioli hacia las Primarias Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO)

En el Ministerio de Hacienda, consultados por este medio, desestimaron la posibilidad de renuncia y con términos para tratar de llevar cierta tranquilidad. “Trabajo y gestión”, apuntaron. Y Massa continuó el viernes con sus actividades oficiales.

Moreau cuestionó la intransigencia del albertismo porque, repasó, el reclamo para evitar las PASO no sólo lo promovió Massa sino también el resto de los dirigentes que “constituyen el 90% de la representación territorial y política” del FDT. Mencionó a Cristina Kirchner, a los gobernadores peronistas y a los intendentes.

En rigor, en las últimas horas se volvió llamativa la decisión de los intendentes bonaerenses de no exponer formalmente esa posición, tal como lo hicieron los 13 mandatarios provinciales que integran la Liga de los gobernadores el pasado miércoles.


Los datos de una encuesta que muestra La Cámpora


En simultáneo, en el kirchnerismo se encargaron de promover los resultados de una encuesta que realizó la consultora Aresco, que se realizó sobre 4.000 casos en todo el país, y que expuso que el ministro del Interior, Eduardo “Wado” De Pedro, se impondría con el 15,8% en la eventual interna con Scioli.

En La Cámpora tal vez dan por perdida la batalla con Alberto Fernández para imponer una lista única, pero confían en la potencialidad de “Wado”, su aspirante presidencial no formalizado que en la víspera sumó el respaldo del Partido de la Victoria que lidera Diana Conti y se mostró con el titular de La Bancaria, Sergio Palazzo, uno de los gremialistas más cercanos a Cristina Kirchner.


Tres partidos para dos lugares


La misma encuesta de Areco que en el kirchnerismo usaron para mostrarle los dientes a Scioli expone también el complejo escenario que afronta el FDT: el relevamiento señaló que la coalición de gobierno quedaría en un tercer lugar en las PASO, con el 27,4%, detrás de Javier Milei (27,6%) y Juntos por el Cambio (29,1%).

Aníbal Fernández no esquivó el mensaje, habló de “encuestas amañadas que dan números impensados” y ratificó que la voluntad es presentarse a las para someterse a la voluntad del electorado y no a la de los referentes políticos del espacio.

En este contexto de ebullición, todas las miradas se centrarán este sábado en Massa, quien tiene previsto cerrar, alrededor de las 17, el congreso de su espacio que se realizará en el estadio Arenas, ubicado en el partido bonaerense de Malvinas Argentinas.

Será una cumbre determinante para el armado del FDT porque los integrantes del massismo deberán expresar su voluntad respecto al armado de las alianzas electorales que tienen que presentarse antes del próximo miércoles.

Es clave que fijemos una posición política respecto al respaldo de candidaturas, cómo participaremos del Frente de Todos y cuál es la nueva realidad del frente en términos de representación política y electoral”, convocó Massa a mediados del mes pasado, cuando encabezó el anterior encuentro del Frente Renovador.

Por su parte, el presidente Fernández se mostró el viernes con el jefe de Gabinete, Agustín Rossi, otro de sus referentes que se anotó en la contienda presidencial. Allí, el Jefe de Estado ponderó la marcha de la obra pública, la construcción de viviendas y la generación de trabajo para luego asegurar: “Estamos en la hacienda correcta”.


Representación de Río Negro en el congreso del Frente Renovador


La conducción nacional del Frente Renovador se reunirá en Buenos Aires en el marco de un congreso partidario y Río Negro contará con representantes de esa fuerza en el territorio patagónico.

Alejandro Ramos Mejía, referente del partido en la provincia, confirmó su asistencia al encuentro que se realizará en el Movistar Arena y que contará con la presencia del máximo referente del Frente Renovador, el Ministro de Economía Sergio Massa.

Además los asistentes reforzarán la idea de impulsar a Massa como candidato para las próximas elecciones nacionales, considerando que “es el principal referente político del sector”.

Ramos Mejía, además, aseguró que en el marco de las mesas de discusión también se incluirá la próxima elección comunal de Bariloche, en la que el Frente Renovador busca tener un protagonismo preponderante, en el marco del Gran Acuerdo que impulsó el gobernador electo Alberto Weretilneck y del que el massismo forma parte.

“Bariloche necesita resolver problemas históricos, vinculados principalmente a la planificación y su exponencial crecimiento demográfico de los últimos años, y en ese contexto el Frente Renovador cuenta con dirigentes y herramientas para ser parte de la solución que la ciudad más importante de la provincia necesita”.


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios