Weretilneck quiere que Buteler haga olvidar a Tortoriello en Cipolletti

El senador y gobernador electo de Río Negro ya trabaja en la estrategia postelecciones 2023. Quiere bajar el caudal de votos que el empresario tiene en la localidad. Se trata de una plaza fundamental para el oficialismo.

La crisis política que atraviesa el oficialismo provincial en Río Negro tiene varias aristas. Bien las definió el líder de Juntos Somos Río Negro, Alberto Weretilneck,  en el encuentro partidario que se realizó en Fernández Oro días atrás. La principal, para él, es el crecimiento de Juntos por el Cambio en la provincia que se desencadenó por el acuerdo Macri-Pichetto para la fórmula presidencial de 2019 que culminó con una derrota a manos del peronismo. Sin embargo esa decisión tuvo un efecto colateral en la provincia que tan bien pudo capitalizar Aníbal Tortoriello, hoy el principal contrincante político del gobernador electo.

Tortoriello sentó sus cimientos políticos en su ciudad de origen, Cipolletti, y desde allí catapultó su candidatura a gobernador que finalizó en derrota frente a Weretilneck, pero con un importante caudal de votos en la provincia que en promedio ronda entre el 23 y 27 en promedio.

Pero en Cipolletti (y parte del corredor del Alto Valle Oeste) su imagen es mucho más fuerte y su intención de voto ronda el 40%. Fue el principal responsable de la gran votación que hizo su candidata Valeria Lo Cacciato en las municipales y que estuvo a pocos puntos de vencer a Rodrigo Buteler, finalmente intendente electo de la ciudad valletana.

El “gran acuerdo” que propició como estrategia de campaña para las elecciones de 16 de abril fue clave para ganar los comicios provinciales,  pero también para la victoria del joven abogado que comandará los destinos de Cipolletti desde el 10 de diciembre.

Unos de los mandatos que tiene Weretineck para su pupilo en Cipolletti es hacer olvidar a los cipoleños de Tortoriello para recuperar votos que hoy le pertenecen al empresario. El líder político del oficialismo pretende que Buteler recupere alrededor de 10 puntos con su gestión, para equilibrar el caudal de votos que Tortoriello tiene en la provincia, ese margen del 23 al 27% que también detalló junto a los líderes del partido en Fernández Oro.

Palaras más, palabras menos, el senador dijo que  Rodrigo tiene que lograr hacer olvidar a Tortoriello  “si logramos eso, va hacer un aporte importante», dijo en un pasaje de su cruda autocrítica por la situación que atraviesa JSRN tras las elecciones municipales y provinciales.

 El objetivo mayor del líder del oficialismo es reducir el caudal de votos de Tortoriello en la provincial al 15%. Dijo que se puede lograr con una escucha ya tención “muy fina” de la demanda social.

El joven abogado de Cipolletti tendrá la difícil misión de mejorar la imagen oficialista en la ciudad. Como lo dijo el propio senador, la victoria en la ciudad en gran parte fue gracias a ese ya popular “gran acuerdo” y que en este caso fue vital el aporte del peronismo.

El mensaje que bajó Buteler en la campaña y que ahora deberá sostener en la gestión y en la elección de su gabinete es una “política joven”. Una renovación de la dirigencia política fue u poco el planteo en la plataforma electoral.

Buteler mantiene reuniones periódicas con el actual intendente Claudio Di Tella para trabajar en una transición ordenada, aunque todavía no se definió a los miembros del gabinete. Se presume que la mayoría de los actuales dejarán el cargo.


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios