Presión para que la Corte libere reservas

El gobierno dice: "Esperemos que falle a favor hasta que el Congreso trate el DNU". Randazzo criticó a la Cámara: "Se afectó el interés de la comunidad"



#

Randazzo negó que con el Fondo del Bicentenario se paguen deudas de las provincias.

El gobierno consideró que "sería importante" que hasta que el Congreso no trate el decreto de creación del Fondo del Bicentenario para el pago de la deuda pública, la Corte Suprema de Justicia fallara a favor de la apelación presentada por el Gobierno y, así, liberara el uso de los fondos.

"Esperamos que la Corte falle a favor porque lo resuelto por la Cámara en lo Contencioso Administrativo (que bloqueó el uso de los fondos) afecta el interés de la comunidad y el equilibrio republicano", sostuvo el ministro del Interior Florencio Randazzo.

"Nosotros creemos que lo resuelto por la Cámara afecta el interés de la comunidad y el equilibrio republicano, ya que los legisladores no estaban legitimados para actuar en el expediente", advirtió el funcionario por radio Mitre.

El titular de la cartera política insistió en desacreditar la jugada jurídica del arco opositor y argumentó que "acá no se entiende que el DNU está consagrado constitucionalmente desde el año 1994".

Randazzo respondió con un "exactamente" cuando se le preguntó si la Casa Rosada espera que el máximo tribunal de Justicia se expida a favor del recurso extraordinario que ayer presentó el flamante procurador del Tesoro, Joaquín Da Rocha.

"A nosotros nos parece que sería importante que, paralelamente hasta tanto se trate el DNU en las sesiones ordinarias, la Corte pueda liberar el uso (de las reservas) y la creación de este Fondo de Garantía del Bicentenario", resaltó.

Anteayer, Da Rocha apeló el fallo de la Cámara en lo Contencioso Administrativo Federal que durante la feria judicial frenó el decreto que creó el Fondo del Bicentenario, para utilizar 6.569 mil millones de dólares de reservas.

La Procuración solicitó que se conceda la apelación con efectos "suspensivos", es decir, liberando las reservas del Central hasta tanto la Corte defina la situación de fondo.

Por otra parte, Randazzo volvió a rechazar las sospechas de la oposición acerca de que el Ejecutivo pretende utilizar parte de las reservas federales para financiar la campaña presidencial de 2011 y atribuyó esas denuncias a "intereses muchas veces mezquinos".

Negó también que una porción de esos recursos se pueda utilizar para pagar las deudas de la Nación con las provincias.

"No, absolutamente no, no tiene ese sentido ni es ése el objetivo del Fondo del Bicentenario", remarcó. El funcionario añadió: "Muchas veces esto se hace desde una posición de irresponsabilidad, lo que hay que ver es cómo hemos actuado en los últimos años. Para las elecciones falta mucho tiempo, casi dos años, y nosotros tenemos que ver más allá de un resultado electoral donde muchas veces hay especulaciones con respecto a esto".

El funcionario confirmó que el Gobierno mantuvo contacto con los mandatarios provinciales para que el Congreso apruebe el Fondo del Bicentenario para el pago de obligaciones externas.

"Hemos mantenido reuniones con los gobernadores, charlando de cuál es el sentido que tiene el Fondo de Garantía del Bicentenario, que es muy sencillo, muy simple", señaló. (DyN)


Comentarios


Presión para que la Corte libere reservas