Presión salarial y deuda aliviada





La fuerte incidencia salarial preocupa a Hacienda. Por eso, el presupuesto incorporó una limitante para el 2011. Su artículo 52 establece que los “gastos en personal de los tres poderes no deberán superar el 68,20 por ciento de los ingresos corrientes netos de transferencias a los municipios”. Ese propósito está planteado, por ahora, en la teoría de una normativa. Resta detectar su efectivo cumplimiento. En cambio, la presión de la deuda se reducirá este año por el cumplimiento del acuerdo de refinanciación con Nación. Río Negro no abonará intereses ni amortización. Ese remanente ofrecerá una ocasión importante para revisar las prioridades del Estado rionegrino. El desafío se potencia por el año electoral en marcha, con sus debilidades y presiones.


Comentarios


Presión salarial y deuda aliviada