Problema repetido





Voy a plasmar un pensamiento inadecuado, cuestionable por demás y espero muy errado; una asociación de ideas que deseo tome algún buen escritor para contradecirlas por el bien de todos.

Viendo banderas y gente agolpadas en calles, plazas, ciudades bajo una convocatoria en defensa de la “República”, obligadas a violar una larga cuarentena en curso y todas sus recomendaciones; gente enojada (y con razón) por avasallamientos a derechos cívicos, por vislumbrar un futuro incierto y peligroso, vale preguntarse en forma fría ¿a quién le sirve más esta convocatoria y a quién menos?

Asusta concluir que en toda relación de variables la gente, y quien resume en él al objeto del enojo, pierden por igual, llevándose el premio, en idéntica proporción, quienes fueran los originales rivales de toda esta farsa y se prometieran alguna “alternancia” muy necesaria desde su propia seguridad legal.

¿Era necesario el usar una vez más a nuestra bandera en idéntico duelo? Cuidado porque caído el objeto de enojo queda encumbrado el real problema.

Karina Zerillo Cazzaro

DNI 21.653.863

Mar del Plata


Comentarios


Problema repetido