Prometen a O»Neill que si viene dinero no irá a Suiza

Las declaraciones del secretario del Tesoro norteamericano generaron las más variadas reacciones. En el gobierno prometen usar los fondos para planes socia-les; Eduardo Menem cuestionó al funcionario "por los escándalos que hay en su país, mientras que para el senador sindicalista-Barrionuevo "no dijo nada nuevo".

El jefe de Gabinete, Alfredo Atanasof, le respondió al secretario del Tesoro estadounidense, Paul O»Neill, al afirmar que para «su tranquilidad» los fondos que ingresen a la Argentina por préstamos internacionales «no van a ir a ninguna cuenta en Suiza».

O»Neill dijo el domingo en declaraciones a la televisión de su país que teme que la asistencia financiera que podría llegar a la Argentina proveniente del Fondo Monetario Internacional salga del país hacia cuentas bancarias en Suiza.

Los dichos del secretario del Tesoro estadounidense, quien en los próximos días iniciará una breve gira oficial por Argentina, Brasil y Uruguay, se producen después de que la semana pasada se difundiera que el ex presidente y precandidato presidencial Carlos Menem posee una cuenta -no declarada- en ese país europeo.

Atanasof aclaró que cualquier ayuda que reciba la Argentina irá a los casi dos millones de beneficiarios de los planes de asistencia para desempleados y al aumento del importe mínimo que se paga a los jubilados.

Por su parte, el senador justicialista Eduardo Menem consideró que «con los escándalos de corrupción que hay en Estados Unidos», O»Neill «no está en condiciones de hacer las declaraciones que realizó» sobre el uso del dinero que recibe Argentina de organismos internacionales de crédito.

El senador consideró que el funcionario estadounidense «no está en un buen momento para hacer declaraciones de ese tipo después de los escándalos financieros terribles que ocurren en su país, como los de las empresas Enron y WorldCom donde se involucra desde el presidente de la Nación para a-bajo, a casi todo el Estado gobernante».

«Estas, como muchas otras empresas, presentaban balances falsos en los que estaban involucrados funcionarios del Estado y por eso creo que no le da mucha autoridad para realizar críticas de este tipo», opinó el legislador riojano.

«Un tema aclarado»

Sin embargo, desestimó que las críticas de O»Neill apunten a despegar al FMI de la candidatura presidencial de su hermano Carlos Menem o a quitar el apoyo de Estados Unidos a su figura política, porque «el tema de las cuentas bancarias del ex presidente en Suiza ya está aclarado y no tiene fundamento para eso».

Las cuentas «datan de 1986, tres años antes de que Menem asumiera (la presidencia) por primera vez, y no tienen nada que ver con lo que pasó en el país a partir de 1999 cuando se derrumba todo», dijo el senador en defensa de su hermano.

En tanto, el sindicalista y senador Luis Barrionuevo -quien apoya la precandidatura presidencial de José Manuel de la Sota en la interna justicialista-, se mostró de acuerdo con los dichos de O»Neill y sugirió que el ex presidente Menem sabía del dinero que salía ilegalmente del país durante los años de su gestión.

«No inventa nada»

«(O»Neill) no inventa nada, hace 13 años lo dije yo esto. Me alegra que lo diga con todas las letras», dijo Barrionuevo.

Sin embargo, se mostró también «convencido de que lo que él plantea, que no se lleven la plata afuera que entra a la Argentina, muchos de los funcionarios del FMI seguramente también son partícipes de estas maniobras».

Barrionuevo señaló que «hay 150.000 millones de dólares fuera del país», muchos de ellos provenientes del narcotráfico y la corrupción, y sugirió que Menem sabía de estas maniobras.

Recordó que parte del dinero que salió del país «seguramente es plata bien ganada, pero estoy seguro de que también hay mucha plata que es de la corrupción, del narcolavado, de armas y de cuantas maniobras más que pudieron haber existido. Quizás algún día se pueda investigar esto y poner las cosas en claro».

«Lo dije hasta el cansancio, indudablemente los miles de millones de dólares que están afuera de Argentina son los que han vaciado al país, son los responsables y yo siempre señalaba como responsables a aquellos que manejaron las finanzas en la Argentina, porque la plata no salió en valijas. Salió a través de los bancos», afirmó.

Advirtió que son responsables «los presidentes del Banco Central que controlan y monitorean los bancos y los ministros de Economía de turno, seguramente con la anuencia, no tengo dudas, de los que conducen los destinos de la Argentina», ya que «no creo que (el presidente) sea un tarado».

Al defender a O»Neill, Barrionuevo dijo que «por primera vez, este hombre de la industria de Estados Unidos ha puesto los puntos sobre las íes y ha remarcado este gran flagelo que existe en todos estos países». (DyN/DPA)

Reacciones

«Argentina está en decadencia»

El arzobispo de La Plata, monseñor Héctor Aguer, consideró que Argentina no está en crisis sino «en decaden-cia» y le pidió al secretario del Tesoro norteamerica-no, Paul O»Neill que «se fije un poco en la crisis de Estados Unidos» ya que «es muy fácil hablar de esa manera».

El prelado sostuvo que «están en crisis el respeto de normas elementales de convivencia, la honestidad, la laboriosidad, la austeridad, el sentido de la justicia, el interés por el bien común, la grandeza del alma. Están a punto de ser perdidos o se han ido perdiendo progresivamente, por eso estamos en esta situación que parece de anomia moral y legal».

Las palabras de O»Neill produjeron también reacciones desde la economía como la del ex consultor del FMI y el Banco Mundial, Marcelo Lascano, quien sostuvo que Argentina es «el pato de la boda» del gobierno de EEUU.

Lascano dijo que las declaraciones de O»Neill tienen que ver con la necesidad de la gestión de George W. Bush de «dar una muestra de disciplina y orden» por sus problemas domésticos. «Acá se enojan con O»Neill pero la administración Bush está bastante golpeada y tiene que dar una muestra de disciplina y orden, y nosotros somos el pato de la boda», opinó.

El ex funcionario del ministerio de Economía Manuel Solanet, estimó que las afirmaciones del secretario del Tesoro advierten sobre la imposibilidad de contar desde el exterior con fondos frescos para asistir a la Argentina y la necesidad de atender cuestiones internas, como la corrupción».

«Paul O»Neill tiene la habilidad de que con muy pocas palabras dice muchas co-sas, y en este caso lo que ha dicho es, primero que no cree en la Argentina, y creo que hay un destinata-rio en ese señalamiento», opinó.

(DyN/Télam)

Niegan vínculos con países terroristas

WASHINGTON (ANSA).- Argentina dijo ayer que es «imposible» establecer alguna coincidencia o complicidad» entre su gobierno y «alguno de los países que todavía patrocina el terrorismo», en respuesta al reciente artículo del New York Times según el cual el ex presidente Carlos Menem recibió dinero para encubrir la responsabilidad iraní en la voladura de la mutual judía AMIA.

En una carta al editor del diario, el embajador argentino en Washington, Diego Guelar, recordó que en su país se está juzgando a un grupo de personas por el atentado de 1994 en Buenos Aires, que dejó 85 muertos, y aseguró que «el caso seguirá abierto hasta que todos los responsables sean llevados ante la justicia».

«Una objetiva revisión del caso muestra la imposibilidad de establecer alguna coincidencia o complicidad entre el gobierno argentino y alguno de los países que todavía patrocina el terrorismo internacional», dijo Guelar.

«El gobierno argentino nunca descartó la posibilidad de la participación de un país extranjero» en el atentado, «aun cuando esta conexión no pudo todavía ser probada».

Según el diplomático, «Argentina mantiene un puesto en la vanguardia de la lucha contra el terrorismo» y «tanto la CIA como el FBI reconocieron el activo rol cooperativo de los servicios de seguridad argentinos en la región».

La Biblia y el «New York Times»

BUENOS AIRES- El senador Eduardo Menem aseguró ayer que no se puede tomar al periódico norteamericano The New York Times «como si fuera la Biblia», por lo que cuestionó la publicación del testimonio de un desertor iraní, que sindicó al ex presidente Carlos Menem como supuesto encubridor del atentado a la mutual israelita AMIA, el 18 de julio de 1994.

Asimismo, dijo no sentirse «afectado» por las declaraciones del secretario del Tesoro de los EE.UU., Paul O»Neill, quien declaró que «lo que principalmente necesitan (los países como Argentina) es aplicar políticas que aseguren que cuando llegue la asistencia financiera, sirva para algo bueno y no salga del país hacia cuentas de bancos suizos». Criticó al diario al preguntarse «¿qué objeto tiene que en medio de una campaña electoral saquen en primera plana una noticia que tiene cuatro años de antigüedad?. El New York Times no es la hojita parroquial de un pueblo de provincia, ¿o no sabían ellos que había esa declaración falsa de un iraní de hace cuatro años?», dijo el senador.


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios