Promueven construcciones naturales en los barrios del Alto

Alumnos del colegio Nehuen Peuman acondicionaron una precaria vivienda del barrio Pilar II. Brindarán talleres para que los vecinos mejoren sus casas.

#

Romina ya cuenta con una estufa de construcción natural que le permitirá ahorrar leña.(Foto: DeBariloche )

Seis días le llevó a un grupo de 20 estudiantes de la escuela técnica de gestión social Nehuen Peuman, con orientación en construcción natural, reacondicionar una precaria vivienda del barrio Pilar II.

Luego de la construcción de una estufa Sara, que reduce el consumo de leña y que fue donada al centro comunitario del barrio, los estudiantes llevaron a cabo otra nueva prueba piloto. Esta vez fue en la casa de Romina Santibañez, madre soltera con tres hijas pequeñas, donde realizaron aislaciones térmicas y pusieron en marcha una estufa de construcción natural.

Era un caso interesante porque la casa tenía pérdidas de calor. Con técnicas de construcción natural y materiales reciclados, solucionamos las filtraciones de aire y construimos una estufa similar al modelo ruso pero de construcción natural. Tiene un banco de barro que acumula calor durante el día y lo larga a la noche y además, al ser de barro, no hay peligro que se prenda fuego”, detalló Mariano Campi, profesor de la escuela Nehuén Peumán.

La mujer de 31 años solía emplear cinco cajones de leña por día para calefaccionarse. Con la nueva estufa de construcción natural, requiere de uno sólo.

Los alumnos de quinto y sexto año integran el proyecto “Aprendizaje en servicios solidarios”.
DeBariloche

Tiempo atrás, este colegio del barrio Quimey Hue implementó el proyecto “Aprendizaje en servicios solidarios” para que los estudiantes vuelquen su aprendizaje en necesidades de la comunidad.

“En este caso, tenemos la posibilidad de compartir nuestro conocimiento sobre el método constructivo natural para ayudar a los que menos tienen. En el taller aprendemos lo básico. Esto, sin dudas, nos permite aprender más”, sintetizó Matías Ferrando Hualquín, de 18 años.

La junta vecinal del barrio Pilar II, los técnicos del área Hábitat y Economía Popular del Ministerio de Desarrollo Social de la provincia y del Centros de Atención y Articulación Territorial (Caat 8) también acompañaron el proyecto.

“Tenemos dificultades para brindar ayuda en relación a mejoras habitacionales así que buscamos otros canales. La idea es que de acá en adelante, se pueda replicar este tipo de trabajos que tiene un costo mínimo y mejora la calidad de vida de la gente. Apostamos a que esto se incluya en la agenda de trabajo de la política pública, desde una perspectiva diferente a la convencional”, señaló Úrsula Caracoche, trabajadora del Ministerio de Desarrollo Social de Río Negro.

En primer lugar, la junta vecinal de Pilar II hizo una selección de familias con necesidades y se decidió comenzar por la casa de Romina. El próximo paso será brindar un taller gratuito sobre cómo mejorar la calefacción en las viviendas.

Queremos que la gente conozca estas técnicas simples y que lo repliquen ya que está al alcance de todos”, explicó Campi.

Nélida Muñoz, la presidenta de la junta vecinal del barrio Pilar II, destacó el trabajo de los jóvenes de quinto y sexto año del colegio Nehuén Peuman. “Es reconfortante ver a tantos chicos trabajando para ayudar a un barrio donde hay tanta necesidad. Acá no hay trabajo y hay casas muy precarias. Tenemos nieve cuando, a veces, en el barrio Frutillar que está muy cerca, no hay nada. Por eso, este proyecto nos resulta muy necesario”, indicó la referente del barrio.


Comentarios


Promueven construcciones naturales en los barrios del Alto