Apología del blanco y lo esencial

Una casa que puede inspirar a quienes andan con intenciones de construir. Minimalista, amplia y funcional. Más pragmática, imposible.

25 oct 2018 - 00:00

Seguí informado, suscribite gratis a nuestro newsletter

“El encargo de la Casa 202 incluía pensar una casa con el sistema de paneles de poliestireno expandido y hormigón proyectado. A partir de esto la premisa del estudio fue desarrollar un objeto material que dio como resultado una arquitectura muraría, blanca, de perforaciones puntuales y una combinación de techos planos e inclinados según las posibilidades de utilización de las cubiertas”.

Apología del blanco y lo esencial
El área de descanso y relax funciona tanto de living como de sala de yoga.

Quienes así detallan la obra son Laura Abate, Alejo López, Noelia Maldonado, Máximo Triolo y Miguel Urruty, del estudio Unoencinco Arquitectura.

Esta casa –de 150 m²– fue la pionera de un barrio en actual consolidación. El paisaje plano, vacío y verde, fue su primer escenario.

El programa se divide en dos niveles con los espacios comunes en planta baja, en relación al jardín y a una galería semicubierta. El ventanal del estar se completa como un plano total de vidrio, expandiendo el interior hacia el jardín.

Apología del blanco y lo esencial
El contrafrente, que resalta lo despojado del interior.

En el eje vertical dos áreas se articulan a través de un patio interior, que inyecta aire e iluminación a las áreas centrales de la casa.

Los espacios para los dormitorios y la vida íntima se desarrollan en planta alta, con una terraza, como mirador hacia el lago.

Casa 202
El profundo efecto de bienestar que exigen hoy las familias jóvenes a la hora de proyectar sus casas genera nuevos desafíos a los arquitectos locales.

NEWSLETTER

Suscribite a “Noticias del día”Recibí todas las mañanas un correo con toda la información.