Un hogar de montaña en tres movimientos

10 ene 2019 - 00:00

Seguí informado, suscribite gratis a nuestro newsletter

El solar del proyecto ubicado en la ciudad de Bariloche está enmarcado por una reserva natural, visuales del cerro Catedral, lago Gutiérrez y movimientos topográficos suaves que se encuentran atravesados por un cauce de agua.

Los pliegues definen la forma de la casa, facetada en tres grandes movimientos, cada uno experimentando relaciones propias de interior - exterior, usos, circulaciones, según su ubicación.

El pliegue origen, de donde nace el desarrollo morfológico, es el de la fachada de acceso –“tensión de acceso”. Este pliegue está reforzado por la fuerza tangible de la calle de llegada y su protagonismo como elemento estructural. Esta combinación apunta a generar suspenso al usuario– observador, negándole visuales, pero mostrándole una invitación de acceso.

Una vez dentro, el segundo movimiento –“explosión”–, manifiesta todo su vuelo espacial y plástico, contenido entre los otros dos movimientos y la concurrencia de las directrices en los pliegues de la cubierta. Aquí el núcleo de circulación vertical se expresa como protagonista y está materializado por la escalera principal, que lleva en su ADN el mismo principio de pliegues que su contenedor, el cual, además, es envolvente de las chimeneas principales.

El tercer movimiento – “continuidades”– retuerce la volumetría en búsqueda de las visuales más contenidas en relación a la reserva natural. En este movimiento se encuentran las funciones privadas.

Un hogar de montaña en tres movimientos

Los materiales

La Casa Viento es un sistema plástico funcional tangible desde la imagen global del conjunto hasta el más mínimo pliegue.

La materialidad expresa la plasticidad y lenguaje de los elementos: para la estructura, hormigón armado; los basamentos y tabiques portantes, piedra; para los pliegues, madera, así como para las pieles, abertura y estética interna.

La elección de la madera como elemento dominante en la estética exterior como interior tiene que ver con la fuga que brinda el tipo de tablas seleccionadas, que varían según su ubicación en el espacio-tiempo de los elementos.

Image

Detalles de madera

Son tres las maderas elegidas para la casa. Los pliegues de las cubiertas, revestimientos exteriores e interiores fueron realizados en eucalipto certificado. En todas las aberturas se utilizó lenga trilaminada. Los solados con lapacho macizo de varios largos. Todas las superficies exteriores e interiores fueron protegidas con Cetol classic balance.

Un hogar de montaña en tres movimientos
Ficha técnica
Autor: Arquitecto Darío Gallego
Colaboradores / asedores: Arqs. Hugo Gallego, Ariel Capalb, Felipe Rodriguez Traverso, Ingeniería Zapata (cálculo estructural)
Ubicación: San Carlos de Bariloche, Río Negro
Superficie cubierta: 635 m²
Año: Proyecto 2007 / Fotografía 2014
Fotografía: Laila Sartoni
Tres fueron las maderas elegidas para la realización de esta casa: eucalipto certificado, lenga trilaminada y lapacho macizo.

NEWSLETTER

Suscribite a “Noticias del día”Recibí todas las mañanas un correo con toda la información.