Puertas abiertas



AMBERES (DPA).- En la jornada de puertas abiertas para empresas, este año participa por primera vez en Bélgica un burdel, cuya sede, completamente nueva y en el barrio rojo de Amberes, invita a los curiosos a visitar una decena de suites que a partir de enero serán empleadas por las prostitutas.

El organizador del evento, Yves Lejaeghere, no estaba demasiado contento con esta participación, ya que la iniciativa está destinada a fomentar el empleo entre quienes están desempleados. "Pero después de que supe que ese día no estarán las muchachas, me parece bien", dijo Lejaeghere. El responsable del nuevo burdel presenta novedades. Encima de las vitrinas de la planta baja y el primer piso, se construirán casas"para gente de mentalidad abierta".


Comentarios


Puertas abiertas