Puerto Rico sigue su marcha

Anoche consiguió su tercera victoria consecutiva y lidera el grupo "A".



NEUQUEN (AN).- Puerto Rico se encamina a adueñarse con la primera posición del grupo “A” del Premundial. Ayer venció a México, por 110 a 97 (57-41), y sumó su tercer triunfo consecutivo en el torneo “Copa de las Américas”. Hoy, los “boricuas”, gozarán de un merecido descanso y mañana cerrarán su participación en la primera fase ante Islas Vírgenes.

Los mexicanos, con dos derrotas en su haber, tendrán que ir por el primer triunfo hoy también ante los morenos de Islas Vírgenes -marchan con dos caídas-, porque de lo contrario quedará eliminados de la competencia continental.

El cuarto inicial fue muy equilibrado. Mientras en la tarea ofensiva los puertorriqueños hicieron un buen trabajo, eso no se reflejó en la defensiva, lo que le permitió a México mantenerse en partido. Fue 25 a 24 para el vencedor.

Puerto Rico ajustó las marcas en el segundo cuarto y allí inició el despegue que le daría el triunfo final.

La mayor jerarquía individual de los isleños se hizo sentir, fundamentalmente a partir del ingreso de Christian Dalmau, que se convirtió en el goleador del parcial.

La tarea de Dalmau fue valiosa, no sólo en el aporte de puntos, sino también en el juego del equipo, que comenzó a trabajar al ritmo que marcaba el conductor.

México pagó el costo de no tener peso en la zona pintada, ante un rival “pesado”, pero con mucho oficio. Cuando los tiradores no acertaron, el conjunto norteamericano comenzó a desdibujarse.

El primer tiempo se cerró con 57 a 41 en favor de Puerto Rico, que aparecía con una mayor solidez para encarar los dos cuartos finales.

Las desconcentraciones de los hombres de Julio Toro y algunas ventajas que entregaron en el esquema defensivo, porque no ejercieron la presión debida, permitieron que México se acercara en las cifras, aunque en ningún momento puso en peligro la victoria final.

Los aciertos de los tiradores de Alonzo Izaguirre (goleador de su escuadra y de la tarde con 23 puntos) y Víctor Mariscal (21), fueron clave para la tibia levantada del elenco azteca.

En definitiva en todo momento el ganador mantuvo el control del partido, porque apeló a la experiencia de sus hombres y a una adecuada rotación que realizó el entrenador. El hecho de contar con un plantel “largo” le facilitó el trabajo en ese tramo del enfrentamiento.

Puerto Rico logró el tercer éxito consecutivo y se afirma como uno de los serios candidatos a dar batalla por el título, no en vano se ha quedado con el halago en tres ocasiones. En definitiva no ha hecho más que ratificar en estas presentaciones lo que se esperaba cuando logró el pase en el Centrobásquet realizado en Toluca, México.

Sin sorpresas

Para Néstor García, el torneo no presentará mayores sorpresas. “Todos seguimos de cerca lo que ocurre en el mundo y por lo tanto las posibilidades de sorprender se minimizan”.

De todos modos, el ayudante de campo del técnico del plantel de Puerto Rico, Julio Toro, señaló a “Nene”, el pivote brasileño como la revelación.

Después, elogió a “Pepe” Sánchez, Emanuel Ginóbili, Luis Scola y el poderío en general de Argentina.

Ganó Brasil

NEUQUEN (AN).- Al cierre de esta edición, Brasil confirmó anoche su paternidad sobre Uruguay al ganarle 90 a 67.

El primer cuarto terminó igualado en 20 tantos y hasta allí pareció llegar la resistencia de los “celestes”, porque a partir de ese momento tomó el control del juego el conjunto que orienta Helio Rubens García.

En el entretiempo el quinteto brasileño se imponía por 46 a 35.

El peso de Sandro y Anderson en la zona cercana al cesto, fueron fundamentales para los brasileños. En Uruguay fallaron sus principales lanzadores.

En el nombre del hijo

NEUQUEN (AN).- Uno de los integrantes del plantel de Brasil es Helio Rubens García, exactamente el mismo nombre y apellido que el histórico entrenador del plantel. En realidad se trata del hijo.

¿Se hace difícil la relación en este caso? se le preguntó al padre. “No, porque las cosas están claras desde el principio. Todos tenemos las mismas obligaciones y privilegios y así lo entendemos. Se trata de una cuestión de madurez y profesionalismo. La bandera está por encima de todo”, sostuvo.

Respecto del nivel del torneo lo calificó de “parejo” con “muy pequeñas diferencias. Entre ellas, Argentina un poco más arriba y Estados Unidos más abajo”.


Comentarios


Puerto Rico sigue su marcha