Pugnan en el gabinete por manejar fondos externos

Un decreto firmado por Saiz cuando recién asumió le da al ministro Barbeito la conducción y supervisión. Hasta ahora ese manejo lo concretaba la Unidad de Control de Financiamiento.

VIEDMA (AV)- La conducción y supervisión de los programas de financiamientos internacionales abrió una pulseada en el gabinete de Miguel Saiz.

El ministro César Barbeito avanzó en el cumplimiento de un decreto que asigna a esa cartera la coordinación de los planes crediticios que, hasta ahora, estaba bajo exclusiva jurisdicción de Hacienda. Mientras tanto, la ejecución operativa corresponde a la Unidad Provincial de Control de Financiamiento, que coordina Oscar Gómez.

«Que no me haya metido antes, no quiere decir que no lo vaya a hacer ahora», transmitió Barbeito cuándo le llegaron quejas ajenas por su interés en los planes de financiamiento externo que maneja Río Negro.

Hace algo más de un año, la Unidad de Control concentró todos los programas en la cartera que ahora conduce Pablo Verani. Pero aún conservando ese esquema, Saiz firmó, a los pocos días de asumir, el decreto 334/03 que habilita a Barbeito al «monitoreo y coordinación» de los distintos planes de financiamiento internacional.

Recién en las últimas semanas, el ministro de Coordinación avanzó y pulseó en la facultad que le otorga aquella norma.

Lo hizo convencido de que su área no tiene ninguna injerencia. También lo hizo con los reclamos de otros pares.

Por caso, el mandamás de Salud, Francisco Buzzo, transmitió las quejas por que no tuvo participación en los diseños hospitalarios de Valcheta y Bariloche.

«Todo se hace en Buenos Aires y se envía el diseño ya aprobado», se quejó el ministro sanitario ante el gobernador. Los técnicos de la Unidad Ejecutora tienen su propia versión: «A Buzzo se le pidió su proyecto hospitalario y contestó que no tenía nada».

 

Supervisión

Además de los reclamos ajenos, Barbeito no sólo quiere supervisar la totalidad de los financiamientos sino que además pretende constituir su propia Unidad Ejecutora para manejar «sus recursos en el programa del BID», integrados por los subprogramas de capacitación pública, planificación y medio ambiente.

Con ese objetivo, Barbeito estaría convocando a sus secretarios Carlos Oliva, Juan Correa y Oscar Echeverría. Estima que los subprogramas de esas tres áreas sumarían unos 15 millones de pesos.

«Por qué aceptar el criterio y pagar a una consultora de Capital Federal si Función Pública ya viene trabajando en la capacitación», sentenció Barbeito ante uno de sus secretarios.

En la cartera que conduce Verani existe un malestar contenido. La compulsa será desgastante, aunque la pulseada inicial se concentró en los programas de Mejoramiento Barrial, que manejará los próximos planes por más de 24 millones de pesos.

El contador masticó bronca, pero aún no resistió. Sólo transmitió al segundo de la Unidad Ejecutora, Ricardo Gutiérrez, que cederá -sin oposición aparente- ese programa barrial.

«Existirá duplicidad de funciones y funcionarios trabajando en lo mismo. Tienen desconocimiento de los programas», comentó Verani a los suyos. «No saben que es la provincia la que se debe adecuar a las normas de los organismos internacionales. Uno las acepta o las deja», cerró.

No se trata de resignación, sólo de oportunidad.

El ministro Verani se reservó y espera el debate que viene sobre el programa de reconversión productiva financiado por el BID.


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Ver Planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora