Pusieron GPS y el gasto en combustible bajó un 47%

Sitramune avaló el control, pero pidió mantenimiento.



#

El gobierno aseguró que se gastaban $ 85.000 semanales y cuando empezaron a controlar sólo fueron necesarios $ 45.000.

Luis Garcia

NEUQUÉN (AN).- Por falta de control sobre los vehículos oficiales el municipio de Neuquén estuvo perdiendo unos 40.000 pesos en combustible por semana. La nueva gestión del intendente Horacio Quiroga instaló GPS en los cien automóviles que tiene el Estado local y detectó un “excesivo consumo de combustible en relación a la cantidad de kilómetros recorridos determinados por los aparatos de monitoreo”. El secretario de Economía y Hacienda del municipio, José Luis Artaza, reveló que en noviembre del año pasado el Ejecutivo gastaba 85.000 pesos en combustible para sus rodados por semana. “Desde que comenzamos a controlar con los GPS logramos reducir el gasto a 45.000 pesos por semana. El control nos permitió determinar que se consumía más combustible del que requiere un vehículo, según los kilómetros que ha recorrido”, agregó. El funcionario comentó además que se detectaron dos casos en que se sabotearon los GPS de automotores afectados al área de Servicios Urbanos. Uno ya fue comprobado y se inició el sumario correspondientes, en tanto que el segundo está siendo investigado para determinar responsabilidades. “En un momento además tuvimos que poner terceros en las estaciones de servicios para que controlen el expendido de combustible a los vehículos municipales, porque se produjeron casos en los que había una cierta connivencia con el playero”, continuó Artaza. Desde el gremio de empleados municipales aclararon que no tienen constancia de lo que asegura el Ejecutivo. “Pero si tienen esos datos que los denuncien y ejecuten las acciones sumarias correspondientes”, dijo Santiago Baudino, titular de Sitramune. El gremialista aprovechó la oportunidad para retrucarle al gobierno y denunciar que muchos de los automóviles del municipio no cuentan con la Verificación Técnica Obligatoria, cinturón de seguridad, calefacción, luces o frenos. “Estamos de acuerdo con los controles pero me parece que si el Ejecutivo gasta tanto dinero en los GPS debería además invertir en el mantenimiento de los autos”, agregó Baudino. Artaza reconoció que existen autos que “están casi desguazados. Los estamos recuperando de a poco y cuando el municipio esté en condiciones financieras compraremos vehículos nuevos. Pero mientras tanto no vamos a resignar los controles. Sobre la pérdida de dinero en combustible estamos elaborando un informe detallado y luego procederemos a realizar las acciones correspondiente”. El municipio tiene una flota de cien automóviles, entre propios y contratados, de los cuales la mitad son vehículos pesados. Solo una camioneta Ford funciona con GNC, el resto lo hace con gasoil y nafta. La flota municipal tiene un par de Renault 12 de la década del 80, tres camionetas modelo 2012, cinco Renault Clio modelo 2009 y el resto fueron patentados entre los años 80 y el 2000.


Comentarios


Pusieron GPS y el gasto en combustible bajó un 47%