¿Qué saben los niños del sexo?

Revistas, programas de tele, información de otros niños.Internet. Aceleran la información. ¿Cómo lo abordamos desde casa? Por Lic. Laura Collavini



Generaciones anteriores pasaron por la mala información, des información  que llevó en ocasiones fomentar o padecer prejuicios y tabú.

Los padres de hoy desean que sus hijos posean mayor formación en relación a la sexualidad, pero… ¿cómo?

La sexualidad es un camino que se va construyendo a lo largo de la vida. Los primeros años son fundamentales, aun antes de ser concebido.

¿Por qué?

Porque papá y mamá al momento de saber que hay un niño en gestación comienzan a poner de manifiesto todas las expectativas que tienen sobre este nuevo ser y manifiestan consciente e inconscientemente sus construcciones en relación a la sexualidad. Imaginan y fantasean escenas que en general se refiere en primer momento a si es niña o niño.

Si es niño podré jugar con él a la pelota (dirá el papá) le enseñaré el manejo de herramientas, podrá pelear, conquistará a todas las niñas, debe ser macho, etc.

Si es niña habrá que comprarle ropita linda, una muñeca, será buena, obediente, etc. En este etc. están incluidos nuestra manera de acercarnos a la sexualidad y cómo se pone de  manifiesto. Con ella van los prejuicios, tabú, fantasías, disfrutes, vivencias.

Limitar la sexualidad a los órganos genitales es encasillarla. Dejarla en un lugar de chabacanería o pornografía.

La sexualidad no encierra solamente las actividades y el placer dependientes del funcionamiento del aparato genital, sino a toda una serie de actividades y excitaciones existentes desde la infancia, que producen un placer que no puede reducirse a la satisfacción de una necesidad fisiológica fundamental (respiración, hambre, función excretora, etc.) y que se encuentran también a título de componentes a la forma llamada normal del amor sexual. (Fuente: diccionario del psicoanálisis Laplanche, Ponta lis).

Podríamos decir que forma parte de la construcción de la personalidad.

Hasta acá podemos comprender que los niños saben de sexualidad porque es un modo de relación.

Ahora… ¿y de sexo?

Los niños comienzan a hacer preguntas que en general se concentran en conocer el funcionamiento del propio cuerpo y el del otro. Lejos de un deseo sexual genital lo que desean es conocer, armar hipótesis. Volver a preguntar. Construir el mundo próximo y conocer el funcionamiento y su génesis.

Pueden tener más o menos información dependiendo el medio: compañeros de escuela, amigos, hermanos, t.v.

En general reciben des informaciones, inadecuadas o incompletas. Produce malos entendidos y facilita las fantasías y temores.

No podemos evitar estos contactos pero sí podemos hacernos presentes.

Es muy importante que los niños cuiden y respeten su cuerpo.

Ofrecerles intimidad especialmente en el momento del baño. Que puedan reconocerse y bañarse solos a partir de los 5 años.

¡¡¡No ponerle a los genitales apodos ridículos!!! La pocha puede ser una vecina..!!!!  ¡Y ella no tiene cara de vagina!

Al brazo lo llamamos brazo y al pie, pie. ¿Por qué cambiar de nombre a los genitales? ¿No es acaso otra parte importante del cuerpo? 

Contestar lo que preguntan y sólo lo que preguntan en forma clara y concreta.

No evitar el tema.

Comentarles la funcionalidad de cada órgano en forma concreta y sencilla. Siempre con el objetivo de la procreación.

Darle seriedad y respeto.

Pueden hacer preguntas por etapas.

Evitar mentiras como la cigüeña, el repollo, Paris, etc.

Encuadrarlo dentro del encuentro entre dos personas que se aman y cuidan.

No exponerlos a imágenes, escenas o conversaciones de sexo que no logran elaborar.

 

La mejor información debe estar dada desde su hogar. ¡Será un buen comienzo!

   

lauracollavini@hotmail.com


Comentarios


¿Qué saben los niños del sexo?