Quiroga aprobará el aumento de luz si CALF se compromete a pagar su deuda

El intendente frenó el pedido de la cooperativa. Dijo que era un problema entre particulares. La oposición le exige que debe aportar una solución como poder concedente.





El intendente Horacio Quiroga sostuvo ayer que no firmará el decreto con el aumento del 38% de la tarifa como lo demanda CALF “hasta que no venga con un convenio para normalizar esto con Cammesa”, dijo en relación con la deuda que de casi 500 millones de pesos que le reclama la proveedora de gas.

Según se discutió en el Concejo Deliberante, el decreto con la suba que el intendente tiene a la firma en su despacho es por la actualización de la tarifa debido a la modificación del costo salarial y el costo operativo.

Según el informe de Cammesa, la cooperativa eléctrica en febrero dejó de pagar el precio de la energía en mayor proporción de lo que había informado públicamente.

El presidente de la entidad, Carlos Ciapponi anunció públicamente que iba a seguir pagando sin el incremento; pero de los números publicados por la distribuidora mayorista, surgió que el monto fue menor a lo que venía aportando.

“No autoricé el incremento porque Ciapponi dijo que no le iba a pagar a Cammesa; si no iba a pagar, porqué vamos a autorizar”, justificó el jefe comunal.

Insistió con que era un tema entre particulares donde el municipio sólo podía aconsejar que cese en su condición de deudor.

En la rueda de prensa, Marcelo Bermúdez, candidato a suceder a Quiroga, sostuvo que “esperamos del presidente de la cooperativa una actitud responsable, porque si incumple nuevamente, de 490 millones la deuda se irá a más de 600”.

“Capaz que lo usó para otra cosa”, deslizó Quiroga al tiempo que aclaró que la entidad “tiene muchos gastos administrativos”.

Para la oposición en el Deliberante, la responsabilidad del desfase de CALF es del intendente. “Quiroga es el responsable. CALF es el prestador del servicio que la municipalidad tiene contratado”, dijo el presidente de la bancada del MPN, Alejandro Nicola.

Agregó que “si decidieron no pagar la factura de Cammesa o los sueldos, el que tiene que ocuparse de que no pase y tomar medidas, es el intendente”.

Recordó que desde el Deliberante se buscó reducir “distorsiones en el pago de la factura en casi un 30% y continúan las acciones para hacer correcciones, sin embargo el que aprueba las tarifas para que el servicio público sea posible en las condiciones de calidad que fija el contrato de concesión, es el municipio”.

En rojo

500
millones de pesos es lo que la distribuidora local le debe a la mayorista por la compra de energía.

El huevo y la gallina en CALF

La situación de CALF es difícil de comprender. Con detalles técnicos, el presidente de la cooperativa Carlos Ciapponi, asegura que el origen de la deuda con Cammesa se debe al exponencial y poco claro crecimiento del valor de la energía definido por Nación (2.500% en tres años). Eso disparó la morosidad de los usuarios y complicó la recaudación propia.
Con ese esquema se opuso al último tarifazo aprobado en febrero por el gobierno nacional. Meses después, con los números en rojo, pidió bajó un fuerte hermetismo su aprobación al Deliberante.
Pero llamativamente nada dice sobre la factura de CALF que, antes de los aumentos, ya era una de las más caras del país. La existencia de ítems porcentuales que nada tienen que ver con el servicio son multiplicadores ante cada suba. Un verdadero cuento del huevo y la gallina.
El combo lo completa el Municipio que en su analfabetismo técnico frenó una suba de aplicación directa que terminó por crear una bomba que ya está en tiempo de descuento.

Por: Federico Aringoli


Comentarios


Quiroga aprobará el aumento de luz si CALF se compromete a pagar su deuda