Radio australiana acusa al hospital londinense de broma telefónica

La radio australiana asegura haberse guiado por sus protocolos al poner al aire la broma.





La radio australiana vinculada con el presunto suicidio de una enfermera británica dijo hoy lunes que intentó comunicarse con la gerencia del hospital King Edward VII antes de emitir al aire el llamado en el que sus presentadores se hacen pasar por la reina Isabel II y el príncipe Carlos.

“Intentamos comunicarnos con ellos no menos de cinco veces”, aseguró el jefe de la radio, Rhys Holleran. “Los llamamos para debatir lo que habíamos grabado”, insistió.

La radio australiana asegura haberse guiado por sus protocolos al poner al aire la broma, en donde sus conductores se hacen pasar por miembros de la familia real para averiguar cuál era el estado de salud de la duquesa Catalina, ingresada en la institución por los trastornos que sufre en los primeros meses de embarazo.

No obstante, esta versión fue rechazada por la ex empleada y periodista radial Wendy Harmer.

Harmer, hablando a la cadena ABC, su actual empleador, aseguró que las disposiciones de la radio obligaban a los presentadores Mel Greig y Michael Christian a solicitar el permiso de Jacintha Saldanha y de la otra enfermera involucrada antes de emitir el llamado al aire.

Si bien la radio asegura haber intentado contactar a la administración del hospital, esta versión no coincide con la declaración de este sábado del presidente del hospital, Lord Glenarthur, quien no mencionó en ningún momento que se haya hecho el intento de contactarlo.

El cuerpo de Saldanha fue hallado en el hospital tres días después de que cayera en la broma de la radio y violara la confidencialidad de los pacientes al brindar detalles del tratamiento que se le estaba brindando a la duquesa.

dpa


Comentarios


Radio australiana acusa al hospital londinense de broma telefónica