Receta con historia: el goulash cordillerano del tío Luis

Este no es el clásico plato húngaro. Este es el del “Tío Luis”, y es cordillerano. Fue preparado durante un campamento de los autodenominados Campa Club, y aquí compartimos esa experiencia, y este manjar, de la mano de Luis Felipe Romero.



Somos Campa Club, un grupo de familias y amigos que desde hace mas de 25 años salimos a acampar y hacer trekkings por hermosos lugares, lagos y montañas de nuestra cordillera. Fuimos al camping del Lago Quillen y la primer noche le tocaba cocinar al Tio Luis. Decidió preparar un “ Goulash cordillerano”: una comida rica, nutritiva y gustosa muy energizante y fácil para hacer en la montaña y que te deja en buenas condiciones para participar –a la noche- de un lindo fogón para compartir entre todos, canciones, cuentos y anécdotas.


Un poco de historia
Los orígenes del goulash se remontan a Hungría, se hacia con carne de caza o de cordero, el ejército húngaro lo lleva a Austria y desde allí se popularizo, con muchas variantes.

Es uno de los estofados o guisos de carne más antiguos del imperio austrohúngaro, hecho en sus orígenes a base de carne, cebollas y manteca. Con el paso del tiempo fue evolucionando y añadiendo nuevos ingredientes, a partir del siglo XVII.

El plato se hizo popular en todo el Imperio austro-húngaro cuando un regimiento en el que cumplían su servicio militar un gran número de pastores procedentes de la estepa del Hortobary (en la Hungría oriental) fue trasladado a Viena y desde entonces el goulash se extendió a todo el mundo.


Ingredientes (para 6 personas)



1,5 Kgs de carne ( Pulpa de novillo o pulpa de cordero )
3 cebollas grandes ( o 750 grs.)
1 Puerro
1 Pimiento
3 dientes de ajo
2 vasos de vino blanco ( o tinto)
70 grs de hongos de pino, secos…de la cordillera.
250 grs de crema de leche
Condimentos:
Sal, pimentón dulce (paprika) , pimienta negra recién molida gruesa, Estragón , una cucharadita de comino y una pizca de nuez moscada.
Acompañamiento
(En casa, con Spätzel)
En la cordillera, con 1,200 Kgs de ñoquis de papa. (200 grs por persona). Aceite de Oliva y unas hojas de laurel


Preparación



1) Lavar y remojar los hongos secos en agua tibia.
2) Trozar la carne en cubos medianos ( para no usar cuchillo al comerlos)
3) Calentar la olla con un poco de aceite , colocar la carne y sellar
4) Cortar la cebolla, el puerro, el pimiento y los ajos, agregar a la carne y cocinar a fuego mediano
5) Agregar sal, el pimentón y la cucharadita de comino..


6) Agregar los hongos remojados, previamente trozados, junto con el agua donde se hidrataron.
7) Inmediatamente agregar los dos vasos de vino,
8) Una vez evaporado el alcohol del vino, reducir el fuego. Agregar un poco de estragón, una pizca de nuez moscada, la pimienta negra recién molida . Cocinar un poco más a fuego mínimo y antes de apagar, agregar la crema de leche.
Tapar y dejar reposar, sin que se enfríe.
Y Listo, a disfrutar de los aromas de esta comida especial para la montaña.


Para acompañar



Opción práctica que usamos en el campamento: Hervir los ñoquis en abundante agua con sal a gusto y unas hojas de laurel, luego de tres minutos, colamos y agregamos aceite de oliva , y servimos los ñoquis en un plato, y en el medio el goulash (como una isla)..
En casa: Si tenemos la maquinita para hacer spatzel, es lo ideal. (pasta con harina, huevos, agua tibia, sal y nuez moscada. Hacerla 30 minutos antes de cocinarlos.)


Comentarios


Receta con historia: el goulash cordillerano del tío Luis