El motivo del nuevo enfrentamiento entre Shakira y Gerard Piqué

Tras el público divorcio, la expareja tiene un nuevo motivo de disputa que, a pesar de los rumores de acercamiento, generan aún más distancia.





Tras su pública separación con Gerard Piqué, Shakira se encuentra en pleno plan de rehacer su vida: ahora su intención es regresar con sus hijos, Milán y Sasha, a la mansión de Miami, en Estados Unidos, donde vivía antes de formar su familia con el futbolista.

La decisión de la cantante colombiana habría generado más polémica con su expareja. Es así que le ofreció al futbolista una cifra de 2,5 millones de dólares, con el propósito de que el pueda pagar una deuda y comprar pasajes para visitar a sus hijos cuando quiera. 

Fue en el programa de espectáculos español Chisme no Like donde se reveló esta información y, aseguraron, la intérprete de ‘Te Felicito’ contrató a la abogada Pilar Mañé para que realizara un acuerdo de separación.

En el programa revelaron, además, que en el contrato Shakira accedió a pagar cinco viajes en clase privada y darle alojamiento en su casa para que Piqué pueda visitar a sus hijos. 

Según el acuerdo, Gerard Piqué también tendrá un mes completo con Sasha y Milán en el verano. Por otro lado, el jugador del Barcelona tendrá que pagar la manutención completa de los dos niños que comenzarían a estudiar en Miami.

Además, la cantante colombiana le ofreció 2,5 millones de dólares para ayudarlo a pagar una preocupante deuda que tiene relacionada a problemas de Hacienda con el Gobierno de España

Por otra parte, el futbolista habría dejado a su amante con intenciones de recuperar a su familia y volver con Shakira.

Sin embargo, la cantante tendría la decisión de volver a Miami tomada para relanzar su carrera y estar cerca de otras figuras del mundo musical. 

Con información de Noticias Argentinas.-


Comentarios

Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
El motivo del nuevo enfrentamiento entre Shakira y Gerard Piqué