Grabois fue increpado mientras tomaba un café con su padre: hubo repudios de sectores políticos

Juan Grabois, líder de la UTEP, enfrentó un episodio de agresión en una cafetería de Palermo. El hecho ocurrió mientras conversaba con su padre y generó fuertes condenas desde diversos sectores políticos.

El líder de la Unión de Trabajadores y Trabajadoras de la Educación Popular (UTEP), Juan Grabois, fue objeto de un «escrache» mientras compartía un café con su padre en el barrio porteño de Palermo, generando un repudio generalizado de distintos sectores políticos. El incidente escaló al punto de casi terminar en una confrontación física, según registros en redes sociales. Qué dijeron desde el partido de Javier Milei, que en pocos días asumirá la Presidencia.

En el video que se viralizó en redes sociales, un hombre increpó a Grabois por el precio de los productos que consumía en una cafetería junto a su padre. Las palabras y gestos agresivos provocaron una tensa situación que estuvo a punto de derivar en violencia física.

La escena generó un fuerte rechazo y fue condenada desde diversos ámbitos políticos, incluso por figuras distantes ideológicamente de Grabois.

Referentes de Unión por la Patria (UxP), espacio del cual Grabois fue exprecandidato presidencial, repudiaron la agresión y denunciaron la naturalización de la violencia en el ámbito político.

Axel Kicillof, gobernador de la Provincia de Buenos Aires, expresó en redes sociales su solidaridad con Grabois, condenando la violencia y la descalificación.

La senadora Juliana di Tullio, también de UxP, respaldó a Grabois y lanzó una chicana hacia Javier Milei al condenar el hecho como un «ataque cobarde».

Jorge Ferraresi, intendente de Avellaneda, se sumó a respaldar al dirigente social y criticó el accionar del hombre que increpó a Grabois. «No podemos permitir que un pequeño grupo de violentos corra los límites de la convivencia democrática», dijo.

Desde Juntos por el Cambio, el diputado Martin Tetaz calificó la agresión como una «barbaridad» y destacó el derecho de cualquier dirigente a tomarse un café con su familia, subrayando que conductas violentas y antidemocráticas deben ser rechazadas categóricamente.

La excandidata presidencial por el FIT, Myriam Bregman, salió a repudiar el ataque que sufrió la familia Grabois y sostuvo que se trata de «derechistas envalentonados».

Iñaki Gutiérrez, por el contrario, fue uno de los únicos referentes de La Libertad Avanza que se posicionó al respecto. El influencer, muy cercano a Javier Milei, sostuvo que no se solidarizará con Grabois porque «se ocuparon toda la campaña a mentir».

Además, reiteró que cuando al presidente electo lo increparon en el Teatro Colón, «se quedaron callados todos, hipócritas. No lloren más», cerró Iñaki.


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios