San Auxibio, el sobrino de San Marcos que sirvió a la expansión del cristianismo: Conocé su oración

San Auxibio predicó el cristianismo en la isla de Chipre, base de la expansión de la prédica. El obispo fue sobrino de San Marcos, quien lo inspiró para la vida católica.

La Iglesia Católica celebra cada 19 de febrero a San Auxibio de Solias, conocido también como Auxibio de Solos o Soles, quien fuera sobrino de San Marcos Evangelista, hijo de una hermana de este. Vivió en el siglo I y fue el primer obispo de la isla de Chipre, comunidad a la que sirvió alrededor de 50 años.

Chipre fue una isla que resultó decisiva para la expansión del cristianismo primitivo, donde llegó Auxibio para seguir el camino de Dios y apartarse de la propuesta de su familia, que buscaba que contrajera matrimonio para asegurarse una posición política.

Auxibio se encontró con San Marcos en Chipre, quien lo instruyó en la fe en Jesús y, como su tío, le concedió el bautismo. Posteriormente, le inculcó la tarea de anunciar el Evangelio y lo envió a predicar a la ciudad de Solos, al norte de Chipre.

San Auxibio fue ordenado obispo, a partir del encuentro con San Pablo: dejó atrás los temores a la persecusión y se convirtió en un gran predicador, acercándo a muchos hacia Cristo. En el ocaso de su vida, el practicante se consagró a la formación del presbiterado y de los candidatos al sacerdocio.

Antes de morir, San Auxibio exhortó a su futuro sucesor (llamado también Auxibio) y a la Iglesia en Chipre a permanecer firmes en la fe. Según la tradición, el santo obispo entregó su alma a Dios en el año 102.

Oración a San Auxibio


Oh Dios que por medio de la historia de San Auxibio
nos muestras que, para Ti, nuestro presente nunca es definitivo,
y tú nos convences que nos tienes algo especial para nosotros,
escucha nuestra súplica por la intercesión de tu siervo
.

Dios Todopoderoso, que has vertido por toda
la creación reflejos de tu infinita belleza y bondad,
haciendo el hombre a tu imagen y similitud,
tanto amas a quienes se entregan absolutamente,
que nos los pones como modelo, deseas que los adoremos
y haces incontables beneficios y milagros por su intercesión.

San Auxibio mira nuestras miserias y penas,
nuestros trabajos y necesidades, nuestros buenos deseos,
y ayúdanos por tu intercesión a alcanzar que día a día
aseguremos más nuestra eterna salvación con la práctica
de las buenas obras y la imitación de tus virtudes.

Señor por ello y a través de San Auxibio,
te suplicamos nos concedas lo que sabes que tanto necesitamos,
y con esto una mayor correspondencia a tu amor.

Por nuestro Señor Jesucristo, tu Hijo,
que vive y reina contigo en la unidad del Espíritu Santo
y es Dios por los siglos de los siglos.

Amén.


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios