San Benigno de Todi, el patrono de los detenidos: Cómo pedirle en momentos de desesperación

San Benigno de Todi es considerado el patrono de los presos, ya que en su época recorría las cárceles y llevaba la palabra de Dios. Conocé su historia y cómo pedirle en oración.

Cada 13 de febrero, la Iglesia Católica recuerda a San Benigno de Todi, de la actual región de Umbría en Italia, quien fuera un sacerdote que predicaba el evangelio cristiano y visitaba a los presos para acompañarlos en su detención.

San Benigno de Todi ejerció como clérigo durante la segunda mitad del Siglo III, en una época donde se desató una feroz persecución contra los cristianos, ordenada por los emperadores Maximiano y Diocleciano, que gobernaban la región.

En plena cacería, San Benigno predicaba abiertamente el Evangelio y visitaba a sus pares católicos detenidos, para llevarles la palabra de Dios y confortarlos.

Esa atribución le valió a San Benigno que, al igual que otros cristianos, fuera detenido por el régimen imperial y, finalmente, fuera ejecutado tras cortársele la cabeza.

La oración para San Benigno, patrono de los detenidos


Padre de misericordia,
que en tu infinita bondad te dignaste elegir a tu siervo san Benigno de Todi
para que su boca se llenara de santas palabras del Espíritu Santo,
haz que también nosotros sintamos este celo ardiente por predicarte con amor.

Que tu Espíritu Santo venga sobre la vida de cada cristiano
haciéndolo también un servidor de tu Palabra.
Lo pedimos por intercesión de san Benigno
y por el mismo Jesucristo nuestro Señor.

Amén.


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios