Santa Verónica: Como pedirle milagros a la mujer que limpió el rostro de Cristo

La Iglesia Católica recuerda, cada 12 de julio, a la mujer que llevó la imagen de Cristo a Roma, luego de haberle secado el sudor durante la Pasión. Conocé la historia de Santa Verónica.

Cada 12 de julio, la Iglesia Católica honra a Santa Verónica, considerada la piadosa matrona de Jerusalén, ya que durante la Pasión de Cristo acompañó a Jesús en su Calvario y le ofreció una toalla, donde quedó la impresión de su rostro.

Esta imagen, expuesta para la veneración pública, fue llevada a Roma por Santa Verónica y considerada una de las reliquias de igual importancia que la Santísima Virgen.

A fin de distinguir en Roma la imagen más antigua y mejor conocida de Cristo, se denominó la de “vera icon” (la de la “verdadera imagen”) lo que en el lenguaje ordinario se transformó en Verónica.

Es así que se dio este nombre a la mujer que limpió la transpiración de Cristo, confundiéndolo con una persona y adjudicándole varias leyendas. En Italia, por ejemplo, se considera que fue esta mujer quien curó a personas por medio de la caricia a la sagrada imagen.

A partir de este evento, se dice que Santa Verónica permaneció en la capital del imperio romano, al mismo tiempo que San Pedro y San Pablo.

Cuando murió, dejó la imagen de Cristo en manos del Papa Clemente y sus sucesores.

Cómo pedirle a Santa Verónica: Conocé su oración


Para pedirle a Santa Verónica su intervención ante Dios, la oración es la siguiente:

Señor, Dios nuestro, que hiciste admirable
por las señales de la pasión de tu Hijo
a tu virgen Santa Verónica;
haz que, por su intercesión y ejemplo,
aceptemos humildemente la cruz de Cristo
para llegar a la gloria de su resurrección.
Por nuestro Señor Jesucristo.

Amén.


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios